/ martes 28 de julio de 2020

“Las instituciones educativas y su papel como formadoras de hábitos culturales”

Alicia Montaño, Raúl Díaz Cárdenas, Olga Judith Peña y Miguel Alonso Gutiérrez en la cuarta sesión del Foto Virtual “Enjambre de ideas: Cultura y pandemia”

Culiacán, Sin.- Cuatro personalidades de la educación en nuestra ciudad y nuestro estado, participaron en la cuarta sesión del Foro Virtual Enjambre de ideas: Cultura y pandemia, reflexionando desde sus propios campos de acción y práctica sobre el tema “Las instituciones educativas y su papel como formadoras de hábitos culturales”.

Al inicio del evento, Nelson Algandar se encargó de la presentación general de la sesión. Por su parte, Georgina Martínez presentó formalmente a cada uno de los ponentes.

Alicia Montaño Villalobos, maestra de danza y promotora cultural en el proyecto Centro Cultural Justo Sierra. Foto: Cortesía │IMCC

Alicia Montaño Villalobos y su experiencia de más de 40 años como maestra de danza y promotora cultural en el proyecto Centro Cultural Justo Sierra (CEJUS), en el hermoso pueblo de Surutato (municipio de Badiraguato). Raúl Díaz Cárdenas, ingeniero químico industrial y artista plástico, en la Unidad Culiacán del IPN. La doctora Olga Judith Peña Inzunza en la coordinación de Extensión de la Cultura del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa. El director de escena Miguel Alonso Gutiérrez en la dirección de Arte y Cultura del Tec de Monterrey-campus Sinaloa.

ALICIA MONTAÑO

Ubicado en el bosque, entre pinos y encinos, en un clima excepcional, el CEJUS surgió para conservar en el pueblo a los niños y jóvenes que ahí solo tenían acceso a la educación primaria, comenta Alicia. Conafe los formaría como instructores comunitarios que fueron enviados como maestros a los pueblos aledaños. El proyecto es de la comunidad, el pueblo entero, acompañado por los maestros, se encargó de generar a través del CEJUS esos hábitos culturales tan necesarios en el desarrollo de las personas. Pero los hábitos, dice, van más allá del gusto y apreciación de las Bellas Artes.

“Son un reflejo de nuestra forma de conducirnos, en nuestra vida social, familiar, vecinal; en la conducta, en la cooperación, en el sentido de pertenencia, en el respeto a la diversidad, en la defensa de las tradiciones, en el cuidado de la salud, en el respeto a los mayores, en la colaboración con las autoridades, en la responsabilidad de la familia, en los eventos deportivos, en la equidad de género y en tantas y tantas cosas que el ser humano desempeña”.

Raúl Díaz Cárdenas, director del Centro de Vinculación y Desarrollo Regional Unidad Culiacán del IPN. Foto: Cortesía │IMCC


RAÚL DÍAZ CÁRDENAS

Raúl Díaz Cárdenas, director del Centro de Vinculación y Desarrollo Regional Unidad Culiacán del IPN, destacó que, a 84 años de su fundación, el Politécnico Nacional es una de las instituciones educativas más grandes del país. Y aunque su base es la investigación científica, también son sustantivas la docencia y la difusión cultural, por lo que se incluye la formación humanista, que les permite no solo trabajar en equipo y en armonía, también a valorar las tradiciones y la cultura. Como parte de esos hábitos culturales, se organizan conversatorios, exposiciones, jornadas, ciclos de cine, presentaciones de libros, conferencias.

“El arte y la cultura humanizan el desarrollo. La sociedad que somos es la suma de una evolución y una búsqueda constante por alcanzar acaso la felicidad, acaso mejores estadios de vida, acaso mejores formas de convivencia”. La cultura no es un lujo. Nuestra identidad se alimenta de las artes, concluyó.

MIGUEL ALONSO GUTIÉRREZ

Con una amplia experiencia como director de escena, productor, coordinador de eventos culturales, maestro y, actualmente, director de Arte y Cultura del campus Sinaloa del Tec de Monterrey, Miguel Alonso Gutiérrez considera que las universidades juegan un papel primordial en la formación integral de los estudiantes, en lo académico y lo artístico, de manera que se generan hábitos culturales. Sin embargo, agrega que es una tarea que compete también al Estado y a la iniciativa privada, destaca la participación en ese sentido de la Sociedad Artística Sinaloense (SAS).

“Como artistas tenemos un gran compromiso para acercar al espectador a las diferentes corrientes artísticas en los distintos escenarios y teatros de nuestra localidad. A la sociedad le toca revitalizar las artes y los hábitos culturales, sobre todo en estos tiempos de crisis”.

Miguel Alonso expresó que además se requieren políticas culturales robustas que fortalezcan el tejido social, presupuestos definidos para desarrollar programas de formación artística en las instituciones educativas y no permitir la costumbre de “hacer más con menos” que impacta negativamente a los miembros de la comunidad artística.

“La cultura en cualquiera de sus formas, literatura, danza, pintura, escultura no ha sido, y ahora lo es menos, prioridad política. La Cultura, una de las máximas expresiones de la humanidad, supone libertad y el derecho de ejercerla en cualquiera de sus formas. El coronavirus ha desatado una nueva y más profunda crisis en el ámbito de la creación. El cierre de librerías, casas editoriales, cines teatros, salas de música clásica y museos ha golpeado al mundo de la cultura”.

OLGA JUDITH PEÑA INZUNZA

Luego de señalar la retroalimentación que existe entre educación y cultura, que por medio de este binomio los pueblos trascienden y que, además, permite que hombres y mujeres seamos libres, la doctora Olga Peña explicó que en Colegio de Bachilleres se tiene el propósito de formar integralmente a los jóvenes. En ese sentido, pregunta ¿cómo las instituciones educativas modelan la cultura del país?

“Mediante los usos, costumbres, rituales, que se crean en las escuelas, a través de la transmisión de conocimientos, la formación de actitudes, el desarrollo de habilidades, la promoción de valores y la construcción de hábitos que más tarde configuran conductas y proporcionan a los individuos un marco para pensar y actuar”.

Finalmente, aunque coinciden los ponentes en que la pandemia tomó por sorpresa a las instituciones educativas y culturales, todas se volcaron a las plataformas digitales como una forma de reaccionar ante la circunstancia y las necesidades de la población estudiantil y comunitaria. No solamente para sacar adelante los programas académicos del ciclo escolar, sino para generar actividades y contenidos dirigidos al espíritu de los estudiantes y de la población confinada.

Dentro del conversatorio surgió la pregunta ¿cómo vamos a seguir difundiendo la cultura con la nueva normalidad? Seguramente, señalan, combinando la forma presencial de las actividades y la nueva forma virtual empleada durante la pandemia.

Te puede interesar: Esta semana crónicas, danza, jazz y arte visuales

Próxima sesión

El Instituto Municipal de Cultura Culiacán y el Seminario de Cultura Mexicana corresponsalía Culiacán, invitan a la quinta y última sesión del Foro Virtual el próximo jueves 30 de julio a las 17:00 horas, con el tema “La nueva comunicación cultural y las tecnologías de la información” en el que participarán Andrea Miranda, Adrián López Ortiz y Juan Francisco Ayala, transmisión en vivo a través de la plataforma en Facebook del Instituto.







Lee más aquí:





Culiacán, Sin.- Cuatro personalidades de la educación en nuestra ciudad y nuestro estado, participaron en la cuarta sesión del Foro Virtual Enjambre de ideas: Cultura y pandemia, reflexionando desde sus propios campos de acción y práctica sobre el tema “Las instituciones educativas y su papel como formadoras de hábitos culturales”.

Al inicio del evento, Nelson Algandar se encargó de la presentación general de la sesión. Por su parte, Georgina Martínez presentó formalmente a cada uno de los ponentes.

Alicia Montaño Villalobos, maestra de danza y promotora cultural en el proyecto Centro Cultural Justo Sierra. Foto: Cortesía │IMCC

Alicia Montaño Villalobos y su experiencia de más de 40 años como maestra de danza y promotora cultural en el proyecto Centro Cultural Justo Sierra (CEJUS), en el hermoso pueblo de Surutato (municipio de Badiraguato). Raúl Díaz Cárdenas, ingeniero químico industrial y artista plástico, en la Unidad Culiacán del IPN. La doctora Olga Judith Peña Inzunza en la coordinación de Extensión de la Cultura del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa. El director de escena Miguel Alonso Gutiérrez en la dirección de Arte y Cultura del Tec de Monterrey-campus Sinaloa.

ALICIA MONTAÑO

Ubicado en el bosque, entre pinos y encinos, en un clima excepcional, el CEJUS surgió para conservar en el pueblo a los niños y jóvenes que ahí solo tenían acceso a la educación primaria, comenta Alicia. Conafe los formaría como instructores comunitarios que fueron enviados como maestros a los pueblos aledaños. El proyecto es de la comunidad, el pueblo entero, acompañado por los maestros, se encargó de generar a través del CEJUS esos hábitos culturales tan necesarios en el desarrollo de las personas. Pero los hábitos, dice, van más allá del gusto y apreciación de las Bellas Artes.

“Son un reflejo de nuestra forma de conducirnos, en nuestra vida social, familiar, vecinal; en la conducta, en la cooperación, en el sentido de pertenencia, en el respeto a la diversidad, en la defensa de las tradiciones, en el cuidado de la salud, en el respeto a los mayores, en la colaboración con las autoridades, en la responsabilidad de la familia, en los eventos deportivos, en la equidad de género y en tantas y tantas cosas que el ser humano desempeña”.

Raúl Díaz Cárdenas, director del Centro de Vinculación y Desarrollo Regional Unidad Culiacán del IPN. Foto: Cortesía │IMCC


RAÚL DÍAZ CÁRDENAS

Raúl Díaz Cárdenas, director del Centro de Vinculación y Desarrollo Regional Unidad Culiacán del IPN, destacó que, a 84 años de su fundación, el Politécnico Nacional es una de las instituciones educativas más grandes del país. Y aunque su base es la investigación científica, también son sustantivas la docencia y la difusión cultural, por lo que se incluye la formación humanista, que les permite no solo trabajar en equipo y en armonía, también a valorar las tradiciones y la cultura. Como parte de esos hábitos culturales, se organizan conversatorios, exposiciones, jornadas, ciclos de cine, presentaciones de libros, conferencias.

“El arte y la cultura humanizan el desarrollo. La sociedad que somos es la suma de una evolución y una búsqueda constante por alcanzar acaso la felicidad, acaso mejores estadios de vida, acaso mejores formas de convivencia”. La cultura no es un lujo. Nuestra identidad se alimenta de las artes, concluyó.

MIGUEL ALONSO GUTIÉRREZ

Con una amplia experiencia como director de escena, productor, coordinador de eventos culturales, maestro y, actualmente, director de Arte y Cultura del campus Sinaloa del Tec de Monterrey, Miguel Alonso Gutiérrez considera que las universidades juegan un papel primordial en la formación integral de los estudiantes, en lo académico y lo artístico, de manera que se generan hábitos culturales. Sin embargo, agrega que es una tarea que compete también al Estado y a la iniciativa privada, destaca la participación en ese sentido de la Sociedad Artística Sinaloense (SAS).

“Como artistas tenemos un gran compromiso para acercar al espectador a las diferentes corrientes artísticas en los distintos escenarios y teatros de nuestra localidad. A la sociedad le toca revitalizar las artes y los hábitos culturales, sobre todo en estos tiempos de crisis”.

Miguel Alonso expresó que además se requieren políticas culturales robustas que fortalezcan el tejido social, presupuestos definidos para desarrollar programas de formación artística en las instituciones educativas y no permitir la costumbre de “hacer más con menos” que impacta negativamente a los miembros de la comunidad artística.

“La cultura en cualquiera de sus formas, literatura, danza, pintura, escultura no ha sido, y ahora lo es menos, prioridad política. La Cultura, una de las máximas expresiones de la humanidad, supone libertad y el derecho de ejercerla en cualquiera de sus formas. El coronavirus ha desatado una nueva y más profunda crisis en el ámbito de la creación. El cierre de librerías, casas editoriales, cines teatros, salas de música clásica y museos ha golpeado al mundo de la cultura”.

OLGA JUDITH PEÑA INZUNZA

Luego de señalar la retroalimentación que existe entre educación y cultura, que por medio de este binomio los pueblos trascienden y que, además, permite que hombres y mujeres seamos libres, la doctora Olga Peña explicó que en Colegio de Bachilleres se tiene el propósito de formar integralmente a los jóvenes. En ese sentido, pregunta ¿cómo las instituciones educativas modelan la cultura del país?

“Mediante los usos, costumbres, rituales, que se crean en las escuelas, a través de la transmisión de conocimientos, la formación de actitudes, el desarrollo de habilidades, la promoción de valores y la construcción de hábitos que más tarde configuran conductas y proporcionan a los individuos un marco para pensar y actuar”.

Finalmente, aunque coinciden los ponentes en que la pandemia tomó por sorpresa a las instituciones educativas y culturales, todas se volcaron a las plataformas digitales como una forma de reaccionar ante la circunstancia y las necesidades de la población estudiantil y comunitaria. No solamente para sacar adelante los programas académicos del ciclo escolar, sino para generar actividades y contenidos dirigidos al espíritu de los estudiantes y de la población confinada.

Dentro del conversatorio surgió la pregunta ¿cómo vamos a seguir difundiendo la cultura con la nueva normalidad? Seguramente, señalan, combinando la forma presencial de las actividades y la nueva forma virtual empleada durante la pandemia.

Te puede interesar: Esta semana crónicas, danza, jazz y arte visuales

Próxima sesión

El Instituto Municipal de Cultura Culiacán y el Seminario de Cultura Mexicana corresponsalía Culiacán, invitan a la quinta y última sesión del Foro Virtual el próximo jueves 30 de julio a las 17:00 horas, con el tema “La nueva comunicación cultural y las tecnologías de la información” en el que participarán Andrea Miranda, Adrián López Ortiz y Juan Francisco Ayala, transmisión en vivo a través de la plataforma en Facebook del Instituto.







Lee más aquí:





Local

El tiempo, la mejor carta contra el cáncer

Teresa Patrón sobrevivió al cáncer de mama y ahora ayuda a otros a recuperarse, a través de asociación altruista de voluntariado

Local

Las batallas de la doctora Montoya

Para luchar contra el Covid-19, Idriz Montoya todo los días se encomienda a Dios: “padre, cuídame, protégeme, bendíceme”

Deportes

Skarlett  “La niña que vino del mar”

Desde los seis meses de edad, la joven nadadora ha estado familiarizada con el agua, donde ha hecho gran carrera deportiva

Local

Desplazados de la sierra, en busca de una esperanza

A pesar del fondo de 40 millones, la Sedeso no invierte en vivienda para los desplazados por la violencia en Sinaloa

Local

El tiempo, la mejor carta contra el cáncer

Teresa Patrón sobrevivió al cáncer de mama y ahora ayuda a otros a recuperarse, a través de asociación altruista de voluntariado

Local

Las batallas de la doctora Montoya

Para luchar contra el Covid-19, Idriz Montoya todo los días se encomienda a Dios: “padre, cuídame, protégeme, bendíceme”

Deportes

Skarlett  “La niña que vino del mar”

Desde los seis meses de edad, la joven nadadora ha estado familiarizada con el agua, donde ha hecho gran carrera deportiva

Local

Padres buscan conversión hasta con brujos

Muchos de los que tienen un hijo homosexual, emplean desde tratamientos psiquiátricos, psicológicos, hasta espirituales, con la finalidad de cambiar la orientación sexual e identidad

Finanzas

Presentan plan para la estación Tulum del Tren Maya

Las propuestas recibidas van de los 3.5 a los 3.7 millones de pesos por el anteproyecto