imagotipo

Pintado de amarillo

  • 90 Minutos / Antonio Velázquez Zárate

En lo personal sostengo lo que en torno a una frase célebre habla de respetar la opinión de los demás, aunque no estemos de acuerdo en ello. Es un principio básico de la libertad de expresión. Lo anterior viene a colación por situaciones que se han dado en torno a la llegada de Diego Armando Maradona, al timón de los Dorados de Sinaloa.

Más allá de la duda razonable de que si es o no apto para la dirección técnica, pero al mismo tiempo darle el beneficio de la duda, las notas o comentarios negativos en su entorno fuera de lo deportivo, continúa siendo en parte de los medios de comunicación, tanto locales como nacionales, un anzuelo para el amarillismo. Encabezados sumamente tendenciosos y opiniones en la que abundan frases como “tal vez”, “puede ser”, “suponemos” y muchas otras tratadas así por si acaso más adelante las cosas salen bien y con esas frases se laven las manos, pues no afirman ni niegan.

Y sí, reafirmamos como muchos otros, tener muchas dudas en cuanto a lo deportivo. Por cierto y con justa razón nos enviaron un pequeño jalón de orejas, pues manifestamos en una de nuestras entregas que Maradona ya no había vuelto a dirigir equipo alguno desde su fracaso con la selección de Argentina. Y sí, bien ganado, pero al respecto aclararemos que por no releer nuestro escrito no nos dimos cuenta que nos hizo falta señalar  que no había vuelto a dirigir a un equipo de peso. Pero bueno, nos equivocamos y ya.

Bien, lo de arriba tiene que ver con las críticas desatadas sobre la partida de Maradona en un jet privado en compañía de sus más allegados. El astro argentino, efectivamente abordó un jet privado cuyo dueño es el Grupo Caliente. Nos explican que Maradona, hizo un viaje relámpago a Guatemala para obtener su visa de trabajo. Fue a ese país porque ahí las cosas en la embajada mexicana son más rápidas. En viaje de entrada por salida al que muchos le vieron o le buscaron otras connotaciones. Insistimos, amarillismo puro.

Los dueños de Dorados, sí tienen mucho dinero y sí, pueden hacer con y sus bienes lo que les venga en gana, siempre y cuando no sea en perjuicio de terceros. El viaje era más que necesario porque se trataba de cumplir cabalmente con la ley y fue de esa manera para que Maradona y su equipo no perdieran tanto tiempo. Por qué entonces ver moros con tranchete?.

En fin, sí en lo personal tengo mis dudas, como muchos otros en cuanto a la posible efectividad de Maradona como técnico, sería muy aventurado asegurar que no dará resultado. Imposible afirmarlo en base a resultados obtenidos en sus anteriores experiencias, mucho más allá de lo sucedido con Argentina, cuyos números en general fueron más positivos que negativos, pero sin llegar a su objetivo luego de ese 4-0 contra Alemania.

Para él, luego de lo expresado en su presentación, como si fuese su primer trabajo, le significa todo un reto, el mismo que debe asumir cualquier técnico que presuma de iniciar un proyecto con metas a largo, mediano y corto plazo. “Dorados será para mí como un hijo en mis brazos”. Fueron sus palabras. Bueno, pues esperemos que lo trate como tal y lo lleve paso a paso hacia su nuevo crecimiento. Mucho depende de él, pero de los jugadores también, para nosotros, será parte del éxito porque vemos a un plantel muy corto, al menos que tengan guardado por ahí, mucho más de lo que hasta hoy han aportado.

Nos vemos mañana

Antoniovelazquez13@hotmail.com