imagotipo

Morena… Alternancia y sueños

  • Transición / Oswaldo Villaseñor

Recientemente la Auditoría Superior del Estado terminó de realizar las revisiones normativas –legales- y contables- auditorías- a los 18 municipios y entes municipales y estatales.

La información y resultados de las mismas ya fue puesta en las manos de los 18 alcaldes con sus respectivas observaciones para ser solventadas en los tiempos establecidos.

Pero la parte interesante de estos resultados, es que la información financiera de cómo se encuentra cada uno de los 18 municipios, también será presentada y entregada a los 18 alcaldes electos que el próximo primero de noviembre habrán de tomar protesta.

¿Por qué es importante que los alcaldes electos tengan en sus manos la realidad de la situación financiera que guardan los 18 municipios?.

Bueno, porque en Sinaloa habrá alternancia de partido gobernante en 10 de los 18 municipios, mismos que ahora serán gobernados por Morena y desde ahorita se anuncia que harán una revisión a fondo para detectar posibles casos de corrupción.

El combate a la corrupción e impulsar el cambio, fueron las principales banderas que abrazaron en campaña cada uno de los candidatos Morenistas.

¿Podrán cumplir con ambas?.

Hace aproximadamente dos años atrás, previo a la toma de protesta de los 18 alcaldes que iniciaron la actual administración, La Auditoría Superior del Estado, entonces representada por Antonio Vega Gaxiola, les entregó un informe de cómo se encontraban las finanzas de cada uno de los municipios.

La realidad dibujada en esos informes, decía que 15 de los 18 municipios enfrentaban serios problemas financieros y presentaban graves problemas de endeudamientos y casos documentados de posibles desvíos de recursos.

A esa entrega de estos informes, les aparejó la presentación de 92 querellas penales ante la ahora Fiscalía General del Estado.

Hace dos años atrás, solo los municipios de Ahome, Sinaloa Municipio y Salvador Alvarado tenían calificación positiva. De ahí para allá, el resto de los municipios presentaban problemas en mayor o menor magnitud.

Y es que en Mazatlán por ejemplo, el alcalde electo, Químico Benítez ha dado sobradas muestras de que revisará con lupa la administración municipal y desde ahorita ya cuestiona inversiones y decisiones tomadas por las actuales autoridades.

¿La tendrá fácil Fernando Pucheta y Joel Boucieguez?. Creemos que no.

En Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro también ha dado sobradas muestras de que está dispuesto a revisar con lupa, no solo la inversión del último crédito solicitado y ejercido por el municipio más endeudado de todo el Estado, sino también que habrá de revisar cómo se ejerció el presupuesto público .

¿La tendrán fácil Jesús Valdez y Antonio Castañeda?. Creemos que no.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-¿Causó sorpresa la salida de Enrique Villa Rivera de la Sepyc?. No.

Lo que si puede ser una sorpresa, es conocer las causas de su salida.

Desde hace mucho se venía especulando que Villa Rivera, -a quien nadie le cuestiona ni le quita su enorme perfil académico ni su prestigio- se sentía incómodo en Sinaloa.

En más de una ocasión se especuló que llegando- llegando al cargo sufrió “advertencias” para que no le rascara a la situación financiera que encontró en la dependencia a su cargo. Desde luego, se dijo, que los mensajes no fueron nada diplomáticos.

Desde entonces, los mensajes llegaron en varias ocasiones y ninguna autoridad los confirmó. Lo que sí se pudo observar es que Villa Rivera se encerró en sus oficinas y pocas veces salió de ellas. La movilidad del Ahomense fue casi nula y eso fue muy notorio.

Tras los cambios ordenados en la SEPyC recientemente que afectaron a “sus gentes” se conoció de una nueva inconformidad de Villa Rivera a grado tal de volver a especularse de que volvió a presentar una nueva renuncia.

Así finalmente Villa Rivera se fue. ¿Cuál fue la causa?. La relación con las primeras causas lo cual sería señal de que algo viene en puerta, o las segundas que podrían hablar de un agotamiento del ex secretario en su tierra Sinaloa.

Eso pronto se podría saber.

Ya veremos dijo el ciego.