imagotipo

Historia de los Mundiales de Fútbol

  • 90 Minutos / Antonio Velázquez Zárate

Desde Alemania 1974 hasta México 1986 (Quinta de siete partes partes)

Adidas estrena uniformes para el Mundial en distintas selecciones. Los pantalones comienzan a tener números. El balón es el mismo que en el campeonato anterior.
Interviene otro de los mitos del fútbol internacional: Johan Cruyff que alcanzó el subcampeonato con la selección holandesa que se la comenzó a llamar la naranja mecánica.
Ambas Alemanias se enfrentaban en el mismo grupo. Desde meses antes la organización terrorista “Baader-Meinhof” se dedicó a enviar amenazas a las redacciones de los diarios indicando que harían estallar el estadio durante el transcurso del partido si no liberaban a los integrantes de este grupo armado que estaban en prisión. El partido se jugó con gran tensión y clima extraño. Un helicóptero sobrevolaba el estadio y en las terrazas de los edificios cercanos agentes de seguridad armada controlaban todos los movimientos posibles. Al final, todo transcurrió sin altercados.
Zaire participa por primera y única vez en un Mundial. En su encuentro contra Brasil una falta señalada al borde del área a favor de Brasil va a ser ejecutada. En el momento en el que el árbitro hace sonar el silbato, un jugador de la barrera sale corriendo y chuta fuertemente la pelota ante la sorpresa de todos.
El alemán Gerd Muller con sus 10 goles en México y los 4 en este los sitúan como el máximo goleador en los mundiales.
El 13 de Junio de 1974, bajo un cielo plomizo se comenzó a disputar en el Waldstation de Francfört, la 10ª Copa Mundial de Fútbol. Brasil, campeón en México ’70, igualó 0-0 con Yugoslavia ante unos 73.000 espectadores. Esa tarde el argentino Luis Pestarino fue juez de línea.
El equipo argentino dirigido por el técnico Vladislao Cap logró superar la primera ronda. En la segunda, el equipo argentino perdió por 3 a 2 ante Polonia, empató 1 a 1 con Italia y le ganó por 4 a 1 a Haití, pero perdió por goleada ante Holanda por 4 a 0.
Aunque salió segunda, Holanda fue precisamente la gran revelación de 1974. El movimiento continuo de todos sus hombres se unió al color naranja de su camiseta y el equipo holandés pasó a la historia como ‘la naranja mecánica’. La gran estrella fue Johan Cruyff, el cerebro del equipo. Siempre jugó con la camiseta ’14’. Romper con el estilo estático y sólo rematador del clásico delantero centro le valió ser señalado como el sucesor de Pelé.
Pero Cruyff no le bastó a Holanda para ganar la Copa. Alemania la derrotó en la final por 2 a 1, con tantos de Beitner (de penal) y Müller. Al margen de los resultados, Alemania ’74 pasó a la historia como el Mundial del fútbol total.
Argentina 1978
Se marca el gol número 1000 en un Mundial por parte de Rob Rensenbrink (Holanda).El nombre de la pelota es Tango. Aparece el primer caso de dopaje. El delantero escocés Willie Johnston dio positivo de fencamfamina en el control antidoping.
El domingo 25 de junio de 1978, la selección nacional de fútbol d Argentina, conquistó por primera vez en la historia la Copa del Mundo. El equipo dirigido por César Luis Menotti y capitaneado por Passarella desarmó en la final a la ‘naranja mecánica’. Le ganó 3 a 1 a Holanda y lo hizo en tiempo suplementario.
La campaña argentina comprendió 5 triunfos, 1 empate y 1 derrota. En primera ronda venció 2 a 1 a Hungría, con goles de Luque y Bertoni y 2 a 1 a Francia con tantos marcados por Passarella y Luque y perdió con Italia 1 a 0.
En la segunda rueda, con dos goles de Kempes, se impuso a Polonia 2 a 0, empató con Brasil 0 a 0 y derrotó a Perú 6 a 0 con 2 goles de Kempes, 2 de Luque y 1 de Tarantini y Houseman.
El goleador indiscutible fue Mario Kempes quien ratificó su título de ‘ matador ‘ cuando convirtió los dos primeros goles de la final. Seis minutos antes de que termine el partido Bertoni metió el tercero. La Argentina toda festejó el título con caravanas, cánticos y banderas. En momentos dramáticos para el país, el triunfo futbolístico fue un respiro, sueño de una noche de invierno.
España ve debutar en su Mundial a Diego Armando Maradona, otro de los jugadores que disputa ser el mejor de todos los tiempos. Se produce la victoria más abultada de la historia de los Mundiales: Hungría 10 – El Salvador 1. El gol más rápido de la historia de los campeonatos del mundo lo anota Brian Robson de Inglaterra a Francia. Sólo transcurren 27 segundos de partido.
En Valladolid se enfrentan las selecciones de Francia y Kuwait. Con 3 a 1 para los galos, Francia anota su cuarto gol. Unos segundo más tarde, el príncipe heredero de Kuwait y presidente de la Federación de fútbol nacional ingresa en el terreno de juego con su túnica y turbante y ordena a sus jugadores que se retiraran del partido. Tras hablar con el colegiado e indicarle que había sonado un pitido desde algún lugar (probablemente desde las gradas) que había hecho que sus jugadores se parasen, se anula el gol. Finalizado el Mundial, el príncipe acusó a la FIFA de mafia. El partido terminó con derrota Kuwaití.
Alemania y Francia se juegan pasar la siguiente ronda en la tanda de penaltis, es la primera vez que esto ocurre en un Mundial. El irlandés Whiteside se convierte en el jugador más joven en disputar la fase final de un Mundial con 17 años.
Entre el 13 de junio y el 11 de julio se disputó la Copa Mundial de Fútbol de 1982.
El mundial tuvo como mascota a ‘Naranjito y la pelota oficial fue la Adidas Tango España 82. El diseño no variaba mucho de la Tango de 1978, ambas usaban como material el cuero, pero este modelo traía costuras impermeables de poliuretano que reducían la absorción de agua en caso de lluvias.
Italia ganó el mundial al derrotar a Alemania Federal por 3-1 en la final. Con su tercer título (ganó los mundiales de 1934 y 1938), Italia igualaba al también tricampeón Brasil bajo la tutela de jugadores como Paolo Rossi, Dino Zoff, Antonio Cabrini y Marco Tardelli.

Uno de los partidos más memorables del campeonato fue la semifinal entre Alemania Federal y Francia. Se produjo un terrible incidente cuando el arquero alemán Harald Schumacher le cometió una fuerte falta al jugador francés Patrick Battiston, cuando éste estaba en camino de convertir un gol, dejándolo inconsciente. Los franceses se mostraron atónitos cuando el árbitro no expulsó al arquero y ni siquiera cobró la falta. Sin embargo, el partido también se destacó por sus momentos deportivos. Cuando el partido terminó 1-1, la selección francesa marcó 2 goles durante el suplementario. Sin embargo, los alemanes no se rindieron y marcaron otros dos goles para volver a igualar el partido.
La prórroga terminó 3-3, y para decidir quien sería el rival de Italia en la final se recurrió por primera vez a los tiros desde el punto del penal. Se patearon 12 y los alemanes ganaron la definición por 5-4, clasificándose nuevamente a una final del torneo.
Argentina, comandada por César Luis Menotti, terminó segunda en el grupo III: le ganó a Hungría 4-1 (2 goles de Maradona, 1 de Bertoni y 1 de Ardiles) y a El Salvador 2-0 (Bertoni y Passarella). Perdió en el partido inaugural con Bélgica por 1-0. En la segunda ronda perdió con Italia 1-2 (gol de Passarella) y Brasil 1-3 (gol de Ramón Díaz).
México 1986
Sin duda alguna, este fue el Mundial de Diego Armando Maradona. Argentina ganó su segundo Mundial y ante el partido contra Inglaterra, el “Pelusa” marcó el que, para muchos, es el mejor gol de la historia de los Mundiales.
La televisión manda más que los directivos de la FIFA, los horarios son impuestos por la conveniencia de las retransmisiones. Italia 1990. El modelo del balón es totalmente sintético. Su nombre es Etrusco. El fútbol africano, representado por Camerún, sorprende al mundo entero ofreciendo espectáculo en un campeonato en el que el fútbol brillante estuvo ausente.
Maradona sólo sorteó a 5, sí como suena, a 5 ingleses sólo y metió el gol. Ha sido uno de los golazos de la historia de los mundiales, pero por supuesto, no fue el único.
Acompañado por una máquina aceitada por Bilardo, México ’86, fue el mundial de Maradona. Hasta tal punto que Dios metió mano en el asunto cuando el Pelusa volvió a doblegar al arquero inglés Peter Shilton, desviando la pelota con el puño, acción que vimos millones, menos la tercia arbitral.
El 28 de junio de 1986 fue el domingo de gloria. En la final, la selección nacional le ganaba 2 a 0 a Alemania Federal, con goles de Brown y Valdano. Imprevistamente los alemanes igualaron, pero pocos minutos antes de que el partido finalizara, Burruchaga, luego de una corrida desde el mediocampo, perforó la red alemana.
Argentina ganó 3 a 2 y se consagró Campeón Mundial de Fútbol. Fue la primera vez que la escuadra argentina ganó la copa mundial fuera del país. En Argentina fue una fiesta, días después, en el balcón de la Rosada, Maradona alzó la copa y todo el pueblo gritó.