imagotipo

El fin de las precampañas

  • Transición / Oswaldo Villaseñor

Transición | Oswaldo Villaseñor

 

 

El “Yo Mero” vs “Ya sabes Quien”

 

 

¿Qué queda en la lucha presidencial del fin de las precampañas? Sin lugar a dudas lo que queda es mayor claridad en torno a que la competencia presidencial será entre el “Ya Sabes Quién” y el “Yo Mero”.

Las precampañas llegaron a su fin. Lo que resta a los partidos políticos es la realización de sus respectivas convenciones internas –los que las vayan a hacer- para la elección de sus respectivos candidatos, o bien, la designación de los mismos, para entonces sí, tener listos y llenos los diferentes casilleros de ofertas a presentarle a los mexicanos y a los sinaloenses en lo particular.

¿Qué queda en la lucha presidencial del fin de las precampañas? Sin lugar a dudas lo que queda es mayor claridad en torno a que la competencia presidencial será entre el “Ya Sabes Quién” y el “Yo Mero”.

De último momento, los estrategas políticos y especialistas en marketing político de José Antonio Meade, parecieron entender que la lucha por los votos se dará en la arena del mensaje y ya no en la arena de las estructuras, aunque ésta sigue siendo muy importante.

Ricardo Anaya, con todo y que algunas encuestas lo colocan aún en la segunda posición, hay indicadores muy claros de que su desplome inició con mucha anticipación.

¿Qué es lo que viene para la segunda fase de la lucha presidencial?

Una guerra intensa de mensaje con un objetivo muy focalizado. Ir por el voto ciudadano, el voto de los electores sin partido, el voto también llamado volátil que es aquel emitido por el ciudadano que lo convence uno y otro detalle de tal o cual candidato.

Y es ahí, en esa arena, en la arena del mensaje, en la arena donde se mueve el voto ciudadano, donde se librará la lucha por la Presidencia de la República entre el “Ya sabes Quién” y el “Yo Mero”. Anaya continuará con su desplome poco a poco, a menos que suceda algo extraordinario.

1.- Se sabe que entre las últimas valoraciones y mediciones que se han hecho y donde se mide qué les ha quedado a los electores después de las precampañas, los resultados son asombrosos.

La gente –las mayorías- ya no piensa y solo capta mensajes. Es por eso que El “Ya sabes Quien” de inmediato se posicionó en la mente de los electores.

2.- A la inmensa mayoría se le pregunta que propone López Obrador como candidato y no alcanza a contestar que. Eso sí, tiene claro que representa el cambio al PRI, una opción diferente de gobierno a lo que se tiene y la inmensa mayoría sabe quién es el “Ya sabes Quién”.

3.- Así la mayor fortaleza para López Obrador es su mensaje anti sistémico que llega a la gente que está indignada con los gobiernos del PRI y del PAN que no han sabido responder a las demandas de la gente y a garantizar mejores condiciones de vida.

4.- En cambio, la mayor debilidad de López Obrador, es el bajo porcentaje de intención del voto estructural, o sea el voto que le da y garantiza la militancia de su partido. Mientras la intención del voto por Morena anda en los 14-17 puntos, el voto por la marca López Obrador llega a andar por arriba de los 30 puntos.

5.- En pocas palabras, la mayoría de la intensión del voto por López Obrador, está en la gente sin partido, en el voto libre, en el voto de la gente indignada que compró el mensaje de que “estuviéramos mejor con Ya Sabes Quien”. Es pues, una intensión de voto de mensaje.

6.- Así, en los días previos al fin de la precampaña, el supremo aspirante priísta, José Antonio Meade pareciera haber dado el zarpazo que lo metió a la pelea por la presidencia con un solo mensaje. El “Yo Mero”.

7.- Un intercambio de mensaje por redes sociales entre José Antonio Meade quien dice que México necesita un presidente serio. Un presidente profesional que sepa enfrentar los grandes retos y la pregunta de la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, la sinaloense, Tatiana Clouthier sobre quién sería ese, fue la chispa detonante, para entrar a la lucha del voto de mensaje.

José Antonio Meade se apuntó solo y solo contestó “Yo Mero”.

8.- Así en las mediciones finales, la mayor fortaleza que sostiene y sostendrá la campaña de José Antonio Meade, está en el voto estructural que los priistas le tienen garantizado. Atrás quedó ya la posibilidad de que los priistas no lo aceptan por ser solo un simpatizante y no militante.

9.- El voto estructural de José Antonio Meade, es un voto mucho más grande que el de Morena y el de López Obrador, pero aun así, es insuficiente para ganar. Tiene que ir al mercado del voto libre, del voto de los ciudadanos sin partido, del voto que se decide por el mensaje que convence y motiva al elector a salir a votar.

10.- Así el “Yo Mero”, el cambio de lenguaje para explicar que es que México sea una potencia, o sea un México chingón, y el entrar a desacreditar el mensaje que hace fuerte a López Obrador, presagia que la lucha que viene por el voto, ya se librará en la arena del mensaje. Ahí en esa arena, insistimos, la batalla final será entre el “Ya Sabes Quién” y el “Yo Mero”.

11.- Pero además, si el “Yo Mero” logra permear un poco más, la lucha por la presidencia podrá experimentar muchos movimientos en el comportamiento de la intensión del voto, porque otras estructuras hasta ahora no visualizadas, también se empezarán a mover y a inclinar la balanza para un lado o para otro. Esas estructuras, son las de los grandes capitales, los gobernadores panistas o priistas –según sea el caso-, las organizaciones no gubernamentales que entrarán a una competencia por donde se vea mayor seguridad de ganar.

12.- En fin, las precampañas han terminado y lo que deja es una clara competencia por el voto ciudadano, por el voto que se conquistará por mensaje y no propiamente por el mensaje de la propuesta, sino por el mensaje simplista que le llega a la gente. El “Ya sabes quién” contra  el “Yo Mero”

Ese es y será el nivel de la contienda presidencial.

¿Quién la ganará?

Esto apenas empieza.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-Silvia Treviño de Felton será la compañera de fórmula de Héctor Melesio Cuén para el Senado. Los panistas locales han vivido su etapa de registros y llama la atención que los personajes más conocidos en la arena panista, se registran para varias posiciones no para una sola.

¿Quieren asegurar aparecer en las boletas? Lo que sí, es que se esperan las definiciones para ver cómo quedará integrada la oferta electoral que presente la alianza Por México al Frente. Entre los movimientos que se esperan es que finalmente Jesús López Rodríguez siempre sí compita para la alcandía de Guasave, mientras que en Ahome se reparten el pastel con Héctor Melesio Cuén quien garantizaría una candidatura a diputada local para Marisol Morales.

En los acuerdos que se hace entre los jerarcas panistas y Héctor Melesio Cuén está claro que no quieren abrirle la puerta a Roberto Cruz para que vaya por el principio de mayoría a la diputación federal.

La posibilidad de una pluri para Roberto Cruz es otra cosa. Por tierra se la están poniendo difícil, más eso sí, nada imposible.

Habrá qué ver, dijo el ciego.

OTRO PASITO.- Los candidatos precandidatos priistas empiezan a recibir sus constancias y se preparan para ir a las convenciones donde serán electos candidatos. O sea puro protocolo nada más.

Ni Mario Zamora y Rosa Elena Millán, ni ningún precandidato a diputado federal, diputado local y alcaldes lleva contras. Eso sí, hay que cubrir las formalidades.

Veremos qué pasa en las próximas convenciones.

 

Mail: vipos3@hotmail.com