/ miércoles 22 de mayo de 2019

 Ya no hay pretextos

Pues sí, ya no hay pretexto alguno para que tanto León como Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, se guarden absolutamente nada y brinden a la afición dos buenos encuentros, que sean dignos de una final, de una de las dos finales pues recordemos que en el fútbol mexicano existen dos torneo de liga al año, más con el fin económico que el mejorar las expectativas de este deporte en nuestro país, porque este sistema de competencia anual lleva los técnicos a tomar determinadas medidas que frenan el crecimiento de los jugadores nativos de este país y dan cabida para la llegada de muchos extranjeros que en su mayoría no son más que un buen numero de elementos mexicanos.

En fin, sobre ello, hemos escrito mucho e insistiremos en ello, pero por lo pronto continuaremos sobre principal, lo que importante más en este momento: la final del torneo de clausura de la llamada Liga MX, cuya liguilla ha quedado a deber y mucho, precisamente por esas y otras medidas tomadas en relación al reglamento de competencia, como la ventana del gol en calidad de visitante y de la posición en la tabla.

Ojalá que por esa ocasión desaparezca la mediocridad en la que se han visto envueltos todos los equipos involucrados en esta liguilla y ambos equipos den lo mejor de sí. Argumentos y armas las tienen, todo está en que los técnicos les permitan desarrollar al máximo sus capacidades en aras de un buen espectáculo.

Esta noche, los Tigres de Ferreti, jugarán en casa, esta será su única ventaja, pero por vez primera, más que obligados a salir con el brazo en elato. Para este partido, tendrán otra ventaja adicional: el León no contará con el mejor goleador mexicano del torneo, Juan José Macías, quien debutará hoy con la selección en el torneo nacional sub 20 ante Italia, a jugarse en Polonia, así como tampoco con los servicios de Sambueza quien en los últimos juegos apareció de titular ante la lesión de Iván Rodríguez y que durante el torneo regular fue un cambio de lujo para el alto mando leones.

Será interesante ver si Ferreti, suelta a su equipo, es decir si piensa más en ofender que en defender, esto no quiere decir que descuide esa zona, pero tampoco que haga lo de siempre “llamar al rival” para que ataque y ser mezquino a la ofensiva en espera de solo contragolpear, porque como y a señalamos aquí no contra más que el marcador global.

El alto mando del León, desde luego que debe de estar preocupado, porque así digan lo que digan lo de siempre, por algo algunos jugadores son titulares y otros está en la banca en espera de una oportunidad, por lo tanto veremos que postura asume el León en calidad de visitante, si se pertrechan bien atrás en busca por lo menos de regresar a su casa iguales y por ahí hasta encontrarse con una ventaja o continuar con su fútbol cien por ciento ofensivo, que desapareció ante el América.

Por lo visto en esta liguilla, nos esperan un par de duelos cerrados. Así lo indican las posturas de ambos equipos, Tigres, porque es su genética o más bien dicho la de Ferreti y el León, obligado por las circunstancia de tan importantes ausencias.

Nos vemos mañana.

Pues sí, ya no hay pretexto alguno para que tanto León como Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, se guarden absolutamente nada y brinden a la afición dos buenos encuentros, que sean dignos de una final, de una de las dos finales pues recordemos que en el fútbol mexicano existen dos torneo de liga al año, más con el fin económico que el mejorar las expectativas de este deporte en nuestro país, porque este sistema de competencia anual lleva los técnicos a tomar determinadas medidas que frenan el crecimiento de los jugadores nativos de este país y dan cabida para la llegada de muchos extranjeros que en su mayoría no son más que un buen numero de elementos mexicanos.

En fin, sobre ello, hemos escrito mucho e insistiremos en ello, pero por lo pronto continuaremos sobre principal, lo que importante más en este momento: la final del torneo de clausura de la llamada Liga MX, cuya liguilla ha quedado a deber y mucho, precisamente por esas y otras medidas tomadas en relación al reglamento de competencia, como la ventana del gol en calidad de visitante y de la posición en la tabla.

Ojalá que por esa ocasión desaparezca la mediocridad en la que se han visto envueltos todos los equipos involucrados en esta liguilla y ambos equipos den lo mejor de sí. Argumentos y armas las tienen, todo está en que los técnicos les permitan desarrollar al máximo sus capacidades en aras de un buen espectáculo.

Esta noche, los Tigres de Ferreti, jugarán en casa, esta será su única ventaja, pero por vez primera, más que obligados a salir con el brazo en elato. Para este partido, tendrán otra ventaja adicional: el León no contará con el mejor goleador mexicano del torneo, Juan José Macías, quien debutará hoy con la selección en el torneo nacional sub 20 ante Italia, a jugarse en Polonia, así como tampoco con los servicios de Sambueza quien en los últimos juegos apareció de titular ante la lesión de Iván Rodríguez y que durante el torneo regular fue un cambio de lujo para el alto mando leones.

Será interesante ver si Ferreti, suelta a su equipo, es decir si piensa más en ofender que en defender, esto no quiere decir que descuide esa zona, pero tampoco que haga lo de siempre “llamar al rival” para que ataque y ser mezquino a la ofensiva en espera de solo contragolpear, porque como y a señalamos aquí no contra más que el marcador global.

El alto mando del León, desde luego que debe de estar preocupado, porque así digan lo que digan lo de siempre, por algo algunos jugadores son titulares y otros está en la banca en espera de una oportunidad, por lo tanto veremos que postura asume el León en calidad de visitante, si se pertrechan bien atrás en busca por lo menos de regresar a su casa iguales y por ahí hasta encontrarse con una ventaja o continuar con su fútbol cien por ciento ofensivo, que desapareció ante el América.

Por lo visto en esta liguilla, nos esperan un par de duelos cerrados. Así lo indican las posturas de ambos equipos, Tigres, porque es su genética o más bien dicho la de Ferreti y el León, obligado por las circunstancia de tan importantes ausencias.

Nos vemos mañana.

viernes 16 de agosto de 2019

Ana Gabriela: el ridículo

jueves 15 de agosto de 2019

Entre extranjeros de veas

miércoles 14 de agosto de 2019

Buen experimento

martes 13 de agosto de 2019

De lo ganado a lo perdido

viernes 09 de agosto de 2019

La liga, lo importante

jueves 08 de agosto de 2019

La copa, como catalizador

miércoles 07 de agosto de 2019

Memo Ochoa, paso atrás

martes 06 de agosto de 2019

¿Doble festín de cajeta?

viernes 26 de julio de 2019

Meros rumores

jueves 25 de julio de 2019

A sólo una semana

Cargar Más