/ miércoles 15 de enero de 2020

Sergio Torres... Se animó. ¿Es línea, o un reto a Quirino?.

Al gobierno de Sinaloa que encabeza Quirino Ordaz Coppel le restan poco menos de 20 meses para concluir su ejercicio constitucional, sin embargo, los que pretenden sucederlo en el mandato, no parecen querer esperar los tiempos que marca la ley para anotarse en la fila de inscripciones.

Algunos y algunas lo hacen ya de manera abierta, mientras otros temerosos quizá de las críticas y ataques de los adversarios, o tal vez para evitar una posible sanción por parte de las autoridades electorales, prefieren moverse de manera más discreta, pero sin descuidar la ruta.

Otros, los funcionarios públicos, prefieren guardar sus anhelos, para no provocar el disgusto de su jefe político, aunque no faltan los han alzado su voz y su mano para decir Yo sí me animo.

Columnas políticas, crónicas periodísticas, notas informativas, artículos de fondo y hasta crónicas sociales aparecen en medios y redes cibernéticas fijando sus posturas y dejando sentir su opinión en pro, o en contra de tal o cual aspirante político.

Algunos analistas o simples escribanos improvisados lo hacen en aras de tratar de ayudar o perjudicar a alguno de los suspirantes, otros más, actúan por simple morbo y diversión llevando el tema al clímax de la parodia y la chorcha.

Y en esos trajines de la grilla política, la realidad nos delata que toda la gama de opiniones políticas han originado el aceleramiento de los actores principales de la “comedia” impulsando a unos, unas, otros y otras a meterse anticipadamente al ruedo de las confrontaciones

Algunos, por considerarse independientes al no tener que rendir cuentas a ningún líder o jefe político, se mueven como delfines en sus anchos mares sacando ventaja a quienes por traer aplicado el bozal político, no cuentan con la libertad y soltura para hacer notar a la ciudadanía su proyecto electoral.

Pero, aparece en Culiacán la leyenda ANIMATE CHUY, inscrita en un espectacular público, y los demonios deciden iniciar su pataleo con claras intenciones de desatar el nudo que los ata y obliga al silencio y la inmovilidad política.

Y es que la leyenda ANIMATE CHUY, quizá no surtió efectos en el personaje al que estaba dirigido, pero sí pegó en el corazón de otros actores que han aceptado el reto de animarse

Caso concreto, el secretario de Pesca en el gobierno del Estado Sergio Torres Félix, quien sin tapujos, miedos o complejos, gritó a los cuatro vientos estar listo para recalentar la silla principal del palacio de gobierno.

Para los amantes del análisis político, la interpretación del auto destape de Sergio Torres, tiene varias lecturas.

1.\u0009Lo hizo con el aval de su jefe el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

2.- No faltan aquellos que por considerar al Secretario de pesca como un hombre de carácter fuerte y hasta cierto punto temerario y atrabancado, se atreven a pensar que su auto destape lo hizo bajo conciencia del riesgo que implicaría el molestar y desobedecer a Quirino Ordaz en su llamado de permanecer quietos en términos políticos, y recibir un correctivo disciplinario que pudiera ir desde un simple jalón de orejas, hasta el cese de sus funciones como Secretario de su gabinete… “Mi lengua no la quiero para el horno, ni mi corazón para estofado”, podría decir Sergio en su lenguaje franco y florido.

3.- En contraparte, otros piensan que el también ex alcalde de Culiacán conoce muy bien las reglas del juego y no es tan tonto como para saltar sin una red de protección retando al gobernador y quedando bajo el riesgo de ser limitado en sus pretensiones de alcanzar la candidatura anhelada.

4.- Tampoco falta aquel que considera que lo hizo para aprovechar los tiempos electorales y dar un paso anticipado frente a los muchos personajes que aspiran al mismo cargo de elección, sabedor de que el destinatario de la leyenda ANIMATE CHUY haría caso omiso al llamado, dejando el camino libre a otros aspirantes, como sería su caso, que pudieran dar la pelea en las elecciones del 2021.

5.- Sergio Torres Félix pudo haberse lanzado al ruedo sin la anuencia del gobernador, ni de los líderes estatal y nacional de su partido, aunque basado en un plan político electoral personalizado, en cuya ruta podría tener considerados los daños colaterales de su decisión, como sería incluso, el enfrentar el disgusto del mismísimo gobernador y los dirigentes de su partido tricolor, bajo la sentencia de que, si así ocurriera, el paso siguiente sería la renuncia a su militancia dentro del PRI para buscar la candidatura bajo otras siglas políticas… Claro, hay que decirlo…. Todo lo antes citado son simples conjeturas… Pendientes entonces.

Al gobierno de Sinaloa que encabeza Quirino Ordaz Coppel le restan poco menos de 20 meses para concluir su ejercicio constitucional, sin embargo, los que pretenden sucederlo en el mandato, no parecen querer esperar los tiempos que marca la ley para anotarse en la fila de inscripciones.

Algunos y algunas lo hacen ya de manera abierta, mientras otros temerosos quizá de las críticas y ataques de los adversarios, o tal vez para evitar una posible sanción por parte de las autoridades electorales, prefieren moverse de manera más discreta, pero sin descuidar la ruta.

Otros, los funcionarios públicos, prefieren guardar sus anhelos, para no provocar el disgusto de su jefe político, aunque no faltan los han alzado su voz y su mano para decir Yo sí me animo.

Columnas políticas, crónicas periodísticas, notas informativas, artículos de fondo y hasta crónicas sociales aparecen en medios y redes cibernéticas fijando sus posturas y dejando sentir su opinión en pro, o en contra de tal o cual aspirante político.

Algunos analistas o simples escribanos improvisados lo hacen en aras de tratar de ayudar o perjudicar a alguno de los suspirantes, otros más, actúan por simple morbo y diversión llevando el tema al clímax de la parodia y la chorcha.

Y en esos trajines de la grilla política, la realidad nos delata que toda la gama de opiniones políticas han originado el aceleramiento de los actores principales de la “comedia” impulsando a unos, unas, otros y otras a meterse anticipadamente al ruedo de las confrontaciones

Algunos, por considerarse independientes al no tener que rendir cuentas a ningún líder o jefe político, se mueven como delfines en sus anchos mares sacando ventaja a quienes por traer aplicado el bozal político, no cuentan con la libertad y soltura para hacer notar a la ciudadanía su proyecto electoral.

Pero, aparece en Culiacán la leyenda ANIMATE CHUY, inscrita en un espectacular público, y los demonios deciden iniciar su pataleo con claras intenciones de desatar el nudo que los ata y obliga al silencio y la inmovilidad política.

Y es que la leyenda ANIMATE CHUY, quizá no surtió efectos en el personaje al que estaba dirigido, pero sí pegó en el corazón de otros actores que han aceptado el reto de animarse

Caso concreto, el secretario de Pesca en el gobierno del Estado Sergio Torres Félix, quien sin tapujos, miedos o complejos, gritó a los cuatro vientos estar listo para recalentar la silla principal del palacio de gobierno.

Para los amantes del análisis político, la interpretación del auto destape de Sergio Torres, tiene varias lecturas.

1.\u0009Lo hizo con el aval de su jefe el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

2.- No faltan aquellos que por considerar al Secretario de pesca como un hombre de carácter fuerte y hasta cierto punto temerario y atrabancado, se atreven a pensar que su auto destape lo hizo bajo conciencia del riesgo que implicaría el molestar y desobedecer a Quirino Ordaz en su llamado de permanecer quietos en términos políticos, y recibir un correctivo disciplinario que pudiera ir desde un simple jalón de orejas, hasta el cese de sus funciones como Secretario de su gabinete… “Mi lengua no la quiero para el horno, ni mi corazón para estofado”, podría decir Sergio en su lenguaje franco y florido.

3.- En contraparte, otros piensan que el también ex alcalde de Culiacán conoce muy bien las reglas del juego y no es tan tonto como para saltar sin una red de protección retando al gobernador y quedando bajo el riesgo de ser limitado en sus pretensiones de alcanzar la candidatura anhelada.

4.- Tampoco falta aquel que considera que lo hizo para aprovechar los tiempos electorales y dar un paso anticipado frente a los muchos personajes que aspiran al mismo cargo de elección, sabedor de que el destinatario de la leyenda ANIMATE CHUY haría caso omiso al llamado, dejando el camino libre a otros aspirantes, como sería su caso, que pudieran dar la pelea en las elecciones del 2021.

5.- Sergio Torres Félix pudo haberse lanzado al ruedo sin la anuencia del gobernador, ni de los líderes estatal y nacional de su partido, aunque basado en un plan político electoral personalizado, en cuya ruta podría tener considerados los daños colaterales de su decisión, como sería incluso, el enfrentar el disgusto del mismísimo gobernador y los dirigentes de su partido tricolor, bajo la sentencia de que, si así ocurriera, el paso siguiente sería la renuncia a su militancia dentro del PRI para buscar la candidatura bajo otras siglas políticas… Claro, hay que decirlo…. Todo lo antes citado son simples conjeturas… Pendientes entonces.

viernes 24 de enero de 2020

El reto… ¿Me tomas o me dejas?.

lunes 23 de diciembre de 2019

Una carta a Santa Claus

martes 17 de diciembre de 2019

Cuén y Estrada… Un Lobo sospechoso

miércoles 13 de noviembre de 2019

Carta a Doña Úrsula 

lunes 04 de noviembre de 2019

AMLO…La dolorosa duda

lunes 14 de octubre de 2019

José José… El canto del árbol.

viernes 04 de octubre de 2019

Sinaloa… Las cartas de la  baraja.

Cargar Más