/ jueves 2 de mayo de 2019

MORENA.. Cuando la perra es brava

Lo que se vio ayer en el Congreso es para ver y no creer, pero es algo que ya se veía venir. En la Fracción mayoritaria de Morena y sus aliados, la división es tal que ya pasó a la agresión entre ellos mismos.

No solo afuera, en la explanada, se podían ver acusaciones de traición a la cuarta transformación en contra de diputados Morenistas o aliados, sino incluso, adentro, en pleno salón de sesiones, se mostrada una pancarta con la fotografía de cuando menos seis diputados de la alianza Juntos Haremos Historia en la cual se le tachaba de traidores.

Entre los diputados exhibidos, se encuentra Karla Montero, Victoria Sánchez, Mario González, Jesús Palestino, Fernando Mascareño, así como Eleno Flores.

La alusión o acusación se la adjudicaba el Consejo de Unidad Ciudadana Sinaloa A.C quienes exigieron la salida de estos seis diputados por considerarlos traidores a la Cuarta Transformación.

El pueblo pone y el pueblo quita, era la advertencia.

Desde luego, este nuevo episodio que se vivió en el Congreso que cada vez luce más descompuesto hay que decirlo, es consecuencia de la accidentada reunión celebrada el pasado jueves donde la fracción de Morena sacó adelante la reinstalación como magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de Lucila Ayala y la sustitución de Héctor Torres Ulloa.

Como se recordará, tras el ausentismo de 20 diputados de la sesión, aun así, la Mesa Directiva encabeza por el Petista Marco César Almaral sesionó y tomó la decisión ya descrita en el caso de Lucila Ayala.

Pues bien, hoy de nueva cuenta el congreso se convirtió en un campo de batalla donde por momentos otra vez lució completamente solo por la ausencia de la mayoría de sus diputados.

En pocas palabras, el Congreso que debe ser el garante de la legalidad, hoy su papel se pone en entredicho por tanta confrontación entre sus integrantes, pero también por tanta controversia constitucional que se ha promovido ante Tribunales de Justicia por decisiones tomadas supuestamente de manera ilegal.

En fin, el Congreso local de Sinaloa sigue dando de qué hablar, sin importar si se habla mal, pero que se hable.

Ya veremos qué nuevo show se presenta.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.- Ufff, por si no trajera problemas de imagen y de legalidad, el Congreso del Estado, ayer se supo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió dos recursos de inconstitucionalidad promovidos por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y por el Presidente Municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro.

La primera, la promovida por la CNDH es en contra de la Ley Estatal de Remuneraciones de la cual tanto se habló a inicios de año por considerar que había nacido muerta por el revés que a ésta misma ley le había dado la SCJN a la ley nacional.

Aún sí, la fracción mayoritaria de Morena se impuso, la aprobó y hoy ya está en el máximo Tribunal de Justicia de la Nación que está a punto de darle un duro revés.

El otro recurso de inconstitucionalidad, fue promovido por el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro en contra de una decisión también mayoriteada por la fracción de su propio partido- Morena- se negar la posibilidad de actualizar las tablas catastrales.

La presidente de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez intentó minimizar estos hechos, diciendo que no hay ningún revés, que se está en un proceso que aun termina que la dirección jurídica del Congreso habrá de atender y defender.

La verdad, es que el tema no es menor y menos cuando se está volviendo una constante cuestionar la legalidad de las acciones o decisiones que aprueba su grupo mayoritario, cuando el Congreso debe ser el principal garante de la legalidad.

Ya veremos dijo el ciego.

Lo que se vio ayer en el Congreso es para ver y no creer, pero es algo que ya se veía venir. En la Fracción mayoritaria de Morena y sus aliados, la división es tal que ya pasó a la agresión entre ellos mismos.

No solo afuera, en la explanada, se podían ver acusaciones de traición a la cuarta transformación en contra de diputados Morenistas o aliados, sino incluso, adentro, en pleno salón de sesiones, se mostrada una pancarta con la fotografía de cuando menos seis diputados de la alianza Juntos Haremos Historia en la cual se le tachaba de traidores.

Entre los diputados exhibidos, se encuentra Karla Montero, Victoria Sánchez, Mario González, Jesús Palestino, Fernando Mascareño, así como Eleno Flores.

La alusión o acusación se la adjudicaba el Consejo de Unidad Ciudadana Sinaloa A.C quienes exigieron la salida de estos seis diputados por considerarlos traidores a la Cuarta Transformación.

El pueblo pone y el pueblo quita, era la advertencia.

Desde luego, este nuevo episodio que se vivió en el Congreso que cada vez luce más descompuesto hay que decirlo, es consecuencia de la accidentada reunión celebrada el pasado jueves donde la fracción de Morena sacó adelante la reinstalación como magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de Lucila Ayala y la sustitución de Héctor Torres Ulloa.

Como se recordará, tras el ausentismo de 20 diputados de la sesión, aun así, la Mesa Directiva encabeza por el Petista Marco César Almaral sesionó y tomó la decisión ya descrita en el caso de Lucila Ayala.

Pues bien, hoy de nueva cuenta el congreso se convirtió en un campo de batalla donde por momentos otra vez lució completamente solo por la ausencia de la mayoría de sus diputados.

En pocas palabras, el Congreso que debe ser el garante de la legalidad, hoy su papel se pone en entredicho por tanta confrontación entre sus integrantes, pero también por tanta controversia constitucional que se ha promovido ante Tribunales de Justicia por decisiones tomadas supuestamente de manera ilegal.

En fin, el Congreso local de Sinaloa sigue dando de qué hablar, sin importar si se habla mal, pero que se hable.

Ya veremos qué nuevo show se presenta.

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.- Ufff, por si no trajera problemas de imagen y de legalidad, el Congreso del Estado, ayer se supo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió dos recursos de inconstitucionalidad promovidos por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y por el Presidente Municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro.

La primera, la promovida por la CNDH es en contra de la Ley Estatal de Remuneraciones de la cual tanto se habló a inicios de año por considerar que había nacido muerta por el revés que a ésta misma ley le había dado la SCJN a la ley nacional.

Aún sí, la fracción mayoritaria de Morena se impuso, la aprobó y hoy ya está en el máximo Tribunal de Justicia de la Nación que está a punto de darle un duro revés.

El otro recurso de inconstitucionalidad, fue promovido por el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro en contra de una decisión también mayoriteada por la fracción de su propio partido- Morena- se negar la posibilidad de actualizar las tablas catastrales.

La presidente de la Junta de Coordinación Política, Graciela Domínguez intentó minimizar estos hechos, diciendo que no hay ningún revés, que se está en un proceso que aun termina que la dirección jurídica del Congreso habrá de atender y defender.

La verdad, es que el tema no es menor y menos cuando se está volviendo una constante cuestionar la legalidad de las acciones o decisiones que aprueba su grupo mayoritario, cuando el Congreso debe ser el principal garante de la legalidad.

Ya veremos dijo el ciego.

lunes 24 de junio de 2019

Corrupción…cita con la historia

lunes 17 de junio de 2019

Diputados…¿No a reducirse?

viernes 07 de junio de 2019

Andrés Manuel. Disimulo con productores

miércoles 05 de junio de 2019

Cambios en gabinete.. ¿Mensaje?

martes 04 de junio de 2019

La politización del campo

jueves 23 de mayo de 2019

La renuncia de Germán Martínez

viernes 17 de mayo de 2019

Se descarta Rosy Fuentes

lunes 13 de mayo de 2019

Ahí viene la Guardia Nacional

jueves 09 de mayo de 2019

Dos Revés para Billy Chapman

miércoles 08 de mayo de 2019

Si habrá reforma educativa.

Cargar Más