/ sábado 13 de febrero de 2021

Las tímidas apariciones de Rocha Moya

Aunque Rubén Rocha Moya salió de nuevo a reafirmar que ya circula como precandidato morenista a la silla sinaloense, entre la sociedad se afirma que sus apariciones son escasas y tímidas. Es decir, rondan las dudas de que estará listo en tiempo y forma para cuando arranque la campaña de proselitismo.

Es decir, esa atmósfera de discreción en demasía, no ayuda al ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa que permanecer vigente en el imaginario colectivo.

Los rumores de que padece diabetes e hipertensión, le abonan más preocupación a la militancia, a los simpatizantes y a la población. Y el conocer casos de personas que sufrieron secuelas terminantes luego de contraer el Covid-19, que los sacaron del escenario, refuerzan ese sentido dudoso que se expande como aire en campo libre.

No es que la gente desee que el extitular de la UAS se retire de la contienda o abandone el barco a causa de la enfermedad, sino de la necesidad de observar a un inminente abanderado en franco movimiento.

De lo que quieren estar seguros, es que haya Rubén Rocha Moya para rato, pero el hermetismo del círculo que lo acoge, no lo permite.

Lo que enrarece el ambiente, cuando se trata de contender y convencer en el terreno de una elección que se prevé como la más competida de toda la historia del país y del estado.

Sergio se ajuarea para una lucha despiadada.

Independientemente de la connotación jurídica que pudiera tener el señalamiento en contra de Sergio Torres Félix, pre abanderado a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, en el sentido de que pescadores capturados por autoridades estadounidenses con un cargamento de drogas recibieron apoyo del Programa de Empleo Temporal que implementó la Secretaría de Pesca y Acuacultura de Gobierno del Estado, cuando el ex alcalde estuvo a la cabeza, el elemento político electoral no deja de estar ausente.

Especialmente, cuando el cemecista mantiene un choque frontal con el gobernador Quirino Ordaz Coppel, con personajes poderosos del Partido Revolucionario Institucional, con la Federación y con los morenistas.

Sin embargo, en su riña con los dos primeros podrían desprenderse más sucesos, porque asi lo estilan. Ese pleito es casado y seguirá su curso en diferentes episodios.

El ex colaborador de la Administración Estatal, sabía que estaría en medio de una arena dura y despiadada.

Pero, ¿debió investigar a que se dedica cada uno de los obreros del mar o de las aguas continentales que tienen como principal sustento la extracción de especies de agua dulce o salada para autorizar la ayuda financiera?

Es cierto que Sergio Torres Félix alista su defensa y una contra ofensiva.

Martín Meza, en la pelea por Badiraguato.

El ex alcalde Martín Meza Ortiz se metió a la pelea por la candidatura de Morena en el alteño municipio de Badiraguato. Tras registrase como aspirante, el político que se caracterizó por enfrentarse al sistema caduco del PRI y que le jugó las contras al Partido Revolucionario Institucional, está en espera de que la Comisión Nacional de Elecciones emita el primer veredicto.

Obvio que no va solo. Detrás de su proyecto trae a miembros de sectores de las rancherías más participativas y del casco urbano que se yergue en el lugar donde está la oficina del Ayuntamiento.

El grupo político del norte que preside Gerardo Vargas Landeros, lo sumó primero a la Fuerza Trébol y luego a la carrera morenista para estar en la disputa de los cargos que enmarca el proceso electoral de este año con 18 presidencias municipales, 40 diputaciones locales y ocho federales.

El badiraguatense es un competidor de oficio político reconocido.

Aunque Rubén Rocha Moya salió de nuevo a reafirmar que ya circula como precandidato morenista a la silla sinaloense, entre la sociedad se afirma que sus apariciones son escasas y tímidas. Es decir, rondan las dudas de que estará listo en tiempo y forma para cuando arranque la campaña de proselitismo.

Es decir, esa atmósfera de discreción en demasía, no ayuda al ex rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa que permanecer vigente en el imaginario colectivo.

Los rumores de que padece diabetes e hipertensión, le abonan más preocupación a la militancia, a los simpatizantes y a la población. Y el conocer casos de personas que sufrieron secuelas terminantes luego de contraer el Covid-19, que los sacaron del escenario, refuerzan ese sentido dudoso que se expande como aire en campo libre.

No es que la gente desee que el extitular de la UAS se retire de la contienda o abandone el barco a causa de la enfermedad, sino de la necesidad de observar a un inminente abanderado en franco movimiento.

De lo que quieren estar seguros, es que haya Rubén Rocha Moya para rato, pero el hermetismo del círculo que lo acoge, no lo permite.

Lo que enrarece el ambiente, cuando se trata de contender y convencer en el terreno de una elección que se prevé como la más competida de toda la historia del país y del estado.

Sergio se ajuarea para una lucha despiadada.

Independientemente de la connotación jurídica que pudiera tener el señalamiento en contra de Sergio Torres Félix, pre abanderado a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, en el sentido de que pescadores capturados por autoridades estadounidenses con un cargamento de drogas recibieron apoyo del Programa de Empleo Temporal que implementó la Secretaría de Pesca y Acuacultura de Gobierno del Estado, cuando el ex alcalde estuvo a la cabeza, el elemento político electoral no deja de estar ausente.

Especialmente, cuando el cemecista mantiene un choque frontal con el gobernador Quirino Ordaz Coppel, con personajes poderosos del Partido Revolucionario Institucional, con la Federación y con los morenistas.

Sin embargo, en su riña con los dos primeros podrían desprenderse más sucesos, porque asi lo estilan. Ese pleito es casado y seguirá su curso en diferentes episodios.

El ex colaborador de la Administración Estatal, sabía que estaría en medio de una arena dura y despiadada.

Pero, ¿debió investigar a que se dedica cada uno de los obreros del mar o de las aguas continentales que tienen como principal sustento la extracción de especies de agua dulce o salada para autorizar la ayuda financiera?

Es cierto que Sergio Torres Félix alista su defensa y una contra ofensiva.

Martín Meza, en la pelea por Badiraguato.

El ex alcalde Martín Meza Ortiz se metió a la pelea por la candidatura de Morena en el alteño municipio de Badiraguato. Tras registrase como aspirante, el político que se caracterizó por enfrentarse al sistema caduco del PRI y que le jugó las contras al Partido Revolucionario Institucional, está en espera de que la Comisión Nacional de Elecciones emita el primer veredicto.

Obvio que no va solo. Detrás de su proyecto trae a miembros de sectores de las rancherías más participativas y del casco urbano que se yergue en el lugar donde está la oficina del Ayuntamiento.

El grupo político del norte que preside Gerardo Vargas Landeros, lo sumó primero a la Fuerza Trébol y luego a la carrera morenista para estar en la disputa de los cargos que enmarca el proceso electoral de este año con 18 presidencias municipales, 40 diputaciones locales y ocho federales.

El badiraguatense es un competidor de oficio político reconocido.