/ martes 28 de enero de 2020

Golpe certero a Chuy Vizcarra

En una trama política que arde más que nunca para sus actores, Imelda Castro dio un certero golpe al priista Jesús Vizcarra Calderón al destapar el ego con que manipula su precandidatura al Poder Ejecutivo, precisamente por Morena, cuando el gobernador Quirino Ordaz Coppel recorría la geografía española.

Dentro de ese remolino que causa el griterío de los aspirantes que cada día suma más, desenvolviéndose una serie de sucesos, comienza a sorprender la rapidez con que el nuevo partido Fuerza Social por México, de corte centro izquierda progresista, en solo dos meses y medio, procesó 24 asambleas constitutivas las 26 que se propuso en los estados y que están por concretarse.

Y que sin aspavientos, se revisa meticulosamente para ver qué mano tan poderosa está detrás del ex senador morenista Pedro Haces Barbas, que opera exitosamente, -como si promoviera un juicio sumarísimo-, la configuración de una alternativa que integra a una especie de soldados de la política, que cubren las calles, conocen los territorios y las demandas de la población que recogen por donde pasan.

La prueba de ello la vivieron los sinaloenses cuando el 15 de diciembre pasado, con sigilo para no dar rienda suelta a la presunción, Armando Heraldez Machado, secretario general también de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, encabezó como estratega principal la constitución legal en presencia del Instituto Nacional Electoral, de Fuerza Social por México.

Ese día se desbordaron las instalaciones del salón Figlostase, con la muchedumbre que se acomodó en lo que es una opción emergente, porque no quiere saber más de los viejos partidos que los utilizaron y les mintieron. Y a ello prosiguió, una permanente labor de afiliación que cada día es más intensa.

En medio de esa espiral, la senadora de Movimiento de Regeneración Nacional, Imelda Castro fustigó a Jesús Vizcarra Calderón y su círculo cercano, que quieren verlo en abierta actividad política. Le recordó aquella manta que le atribuyen a ese grupo que rezó: “Anímate Chuy”. Que luego complementaba a transformar Sinaloa.

El empresario puede ocasionar mucho revuelo por su dinero pero no por su oficio político. Sus “amigos”, le quieren imprimir un valor o arrastre que no tiene y menos cuando carga el sello de candidato perdedor en la carrera por la gubernatura hace diez años.

Sin contar, que él sabe más que nadie, que hay algo muy fuerte, que no le dejará llegar a gobernar la entidad.

A la mejor ni ganas tiene. Solo que los acomodaticios, intentan generar un ambiente propicio para convencerle. Es decir como en los meses previos al 2010 que lo metieron a la jaula de los tigres.

Al interior de la ruta hacia el proceso electoral que renovará los poderes Ejecutivo, Legislativo y los ayuntamientos, quien suda ni se abochorna es el presidente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Como prospecto, los sondeos lo colocan muy por encima del morenista Rubén Rocha Moya, que cada día se hunde en los sótanos de las preferencias. La marca partidista hace la diferencia, pero el nombre se impone por la trayectoria y la extensa tarea de labor social y política que sella al primero.

A pesar de que al directivo del PAS, le manipularon una manta para exhibirlo jurídicamente ante las autoridades electorales: “Puro Cuén”, se invirtió y en vez de perjudicarlo, los ciudadanos lo acuñaron como una frase de batalla que lanzan al aire cuando lo ven pasar.

Los adversarios, le ayudan a realizar una consistente precampaña. Tiemposelsol@gmail.com

En una trama política que arde más que nunca para sus actores, Imelda Castro dio un certero golpe al priista Jesús Vizcarra Calderón al destapar el ego con que manipula su precandidatura al Poder Ejecutivo, precisamente por Morena, cuando el gobernador Quirino Ordaz Coppel recorría la geografía española.

Dentro de ese remolino que causa el griterío de los aspirantes que cada día suma más, desenvolviéndose una serie de sucesos, comienza a sorprender la rapidez con que el nuevo partido Fuerza Social por México, de corte centro izquierda progresista, en solo dos meses y medio, procesó 24 asambleas constitutivas las 26 que se propuso en los estados y que están por concretarse.

Y que sin aspavientos, se revisa meticulosamente para ver qué mano tan poderosa está detrás del ex senador morenista Pedro Haces Barbas, que opera exitosamente, -como si promoviera un juicio sumarísimo-, la configuración de una alternativa que integra a una especie de soldados de la política, que cubren las calles, conocen los territorios y las demandas de la población que recogen por donde pasan.

La prueba de ello la vivieron los sinaloenses cuando el 15 de diciembre pasado, con sigilo para no dar rienda suelta a la presunción, Armando Heraldez Machado, secretario general también de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, encabezó como estratega principal la constitución legal en presencia del Instituto Nacional Electoral, de Fuerza Social por México.

Ese día se desbordaron las instalaciones del salón Figlostase, con la muchedumbre que se acomodó en lo que es una opción emergente, porque no quiere saber más de los viejos partidos que los utilizaron y les mintieron. Y a ello prosiguió, una permanente labor de afiliación que cada día es más intensa.

En medio de esa espiral, la senadora de Movimiento de Regeneración Nacional, Imelda Castro fustigó a Jesús Vizcarra Calderón y su círculo cercano, que quieren verlo en abierta actividad política. Le recordó aquella manta que le atribuyen a ese grupo que rezó: “Anímate Chuy”. Que luego complementaba a transformar Sinaloa.

El empresario puede ocasionar mucho revuelo por su dinero pero no por su oficio político. Sus “amigos”, le quieren imprimir un valor o arrastre que no tiene y menos cuando carga el sello de candidato perdedor en la carrera por la gubernatura hace diez años.

Sin contar, que él sabe más que nadie, que hay algo muy fuerte, que no le dejará llegar a gobernar la entidad.

A la mejor ni ganas tiene. Solo que los acomodaticios, intentan generar un ambiente propicio para convencerle. Es decir como en los meses previos al 2010 que lo metieron a la jaula de los tigres.

Al interior de la ruta hacia el proceso electoral que renovará los poderes Ejecutivo, Legislativo y los ayuntamientos, quien suda ni se abochorna es el presidente del Partido Sinaloense, Héctor Melesio Cuén Ojeda.

Como prospecto, los sondeos lo colocan muy por encima del morenista Rubén Rocha Moya, que cada día se hunde en los sótanos de las preferencias. La marca partidista hace la diferencia, pero el nombre se impone por la trayectoria y la extensa tarea de labor social y política que sella al primero.

A pesar de que al directivo del PAS, le manipularon una manta para exhibirlo jurídicamente ante las autoridades electorales: “Puro Cuén”, se invirtió y en vez de perjudicarlo, los ciudadanos lo acuñaron como una frase de batalla que lanzan al aire cuando lo ven pasar.

Los adversarios, le ayudan a realizar una consistente precampaña. Tiemposelsol@gmail.com

miércoles 12 de febrero de 2020

Sergio resuelve que va con todo

viernes 07 de febrero de 2020

El Suntuas académicos no bajará las armas

miércoles 05 de febrero de 2020

Un Stase dividido con candidatos de relleno

martes 28 de enero de 2020

Golpe certero a Chuy Vizcarra

sábado 11 de enero de 2020

¿Claman por desensillar al gobernador?

viernes 03 de enero de 2020

Peligran los buenos deseos para el 2020

Cargar Más