/ lunes 20 de junio de 2022

El desarrollo político de la mujer

De acuerdo al artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos (Inciso a, Fracción V), las instituciones partidistas en México tendrán derecho al financiamiento público de sus actividades, el cual siempre debe ser “preeminente” sobre cualquier otro tipo de financiamiento. En este mismo apartado jurídico se garantiza un apoyo específico al fortalecimiento de la presencia femenina en la vida pública, al obligar que “para la capacitación, promoción y liderazgo político de las mujeres, cada partido político DEBERÁ destinar anualmente, el tres por ciento del financiamiento público”.

Si bien la incorporación del principio de paridad en la Constitución con la reforma electoral del 2014 ha facilitado el acceso creciente de la mujer a los espacios de toma de decisiones, debemos reconocer que normas electorales como la citada en el párrafo anterior han contribuido a fortalecer paralelamente el aspecto de la formación y capacitación política de la mujer mexicana.

En el Partido Sinaloense (PAS) cada año hemos cumplido con mucho entusiasmo y convicción una agenda intensa de acciones, cursos, talleres y conferencias dirigidas a consolidar la formación política de las mujeres, de manera que estamos consolidando una comunidad de mujeres políticas equipadas con las mejores herramientas conceptuales, científicas y doctrinarias para ejercitar prácticas de buen gobierno cuando tengan la oportunidad de liderar la toma de decisiones.

Y en el PAS hemos hecho esta invaluable tarea atendiendo cada uno de los cuatro rubros específicos que nos marca la Ley:

a) La realización de investigaciones que tengas como finalidad informar a la ciudadanía de la evolución, desarrollo, avances y cualquier tema de interés relacionado con el liderazgo político de la mujer.

b) La elaboración, publicación y distribución de libros, revistas, folletos o cualquier forma de difusión de temas de interés relacionados con la paridad de género.

c) La organización de mesas de trabajo, conferencias, talleres, eventos y proyecciones que permitan difundir temas relacionados con el desarrollo de la mujer en su incorporación a la vida política, y

d) La realización de propaganda y publicidad relacionada con la ejecución y desarrollo de las acciones en la materia de género.

Actualmente, hemos avanzado mucho en el empoderamiento político de la mujer y en su presencia efectiva en los cargos de elección popular. De acuerdo a un estudio realizado a principios de año por el Instituto Nacional Electora (INE), México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en presencia de mujeres en la Cámara Baja,

Hace unas cuantas décadas nunca hubiéramos imaginado que tuviéramos como hoy una Cámara de Diputados federal paritaria, con 250 diputadas y mismo número de diputados de género masculino. Incluso en la vía de acceso, también los números son muy cercanos a la paridad, pues de los 300 diputados electos por el sistema de mayoría relativa, 148 son mujeres; y en lo que respecta a los 200 diputados de representación proporcional, una mayoría de 102 son mujeres y 98 son varones.

Asimismo, 14 congresos locales están integrados por mayoría de mujeres, y en los 18 restantes tenemos paridad. En Sinaloa inéditamente nuestro parlamento local tiene 23 diputadas de un total de 40, y en el caso de Partido Sinaloense sólo uno de los integrantes de nuestro grupo parlamentario es hombre. Mención especial en el empoderamiento de la mujer, es su presencia creciente a la cabeza de las gubernaturas. Próximamente tendremos 8 gobernadoras en funciones, que sumadas a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, estamos hablando de nueve titulares del poder ejecutivo a nivel local. Un avance además, que no se detendrá e ineroxablemente vendrá la paridad en los próximos años.

En el PAS orgullosamente somos pioneros en la aplicación del principio de paridad en la postulación de candidatos, cuando en el 2013 (antes de la obligación constitucional legislada en 2014) presentamos candidatas a diputadas en la mitad de los 24 distritos locales electorales, e incluso nos presentamos con mujeres en la competencia por la presidencia en los cuatro municipios más poblados del estado: Ahome, Guasave, Culiacán y Mazatlán.

Nuestro discurso siempre ha sido congruente con nuestros actos. Seguiremos empoderando a la mujer por convicción y por principios, pues estamos convencidos que con más presencia de la mujer en la política, ganará la política. Y lo haremos ampliando siempre su participación real en la toma de decisiones y apostando a la capacitación política permanente que las hará mejores gobernantes, legisladoras y líderes.


Excelente inicio de semana.



De acuerdo al artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos (Inciso a, Fracción V), las instituciones partidistas en México tendrán derecho al financiamiento público de sus actividades, el cual siempre debe ser “preeminente” sobre cualquier otro tipo de financiamiento. En este mismo apartado jurídico se garantiza un apoyo específico al fortalecimiento de la presencia femenina en la vida pública, al obligar que “para la capacitación, promoción y liderazgo político de las mujeres, cada partido político DEBERÁ destinar anualmente, el tres por ciento del financiamiento público”.

Si bien la incorporación del principio de paridad en la Constitución con la reforma electoral del 2014 ha facilitado el acceso creciente de la mujer a los espacios de toma de decisiones, debemos reconocer que normas electorales como la citada en el párrafo anterior han contribuido a fortalecer paralelamente el aspecto de la formación y capacitación política de la mujer mexicana.

En el Partido Sinaloense (PAS) cada año hemos cumplido con mucho entusiasmo y convicción una agenda intensa de acciones, cursos, talleres y conferencias dirigidas a consolidar la formación política de las mujeres, de manera que estamos consolidando una comunidad de mujeres políticas equipadas con las mejores herramientas conceptuales, científicas y doctrinarias para ejercitar prácticas de buen gobierno cuando tengan la oportunidad de liderar la toma de decisiones.

Y en el PAS hemos hecho esta invaluable tarea atendiendo cada uno de los cuatro rubros específicos que nos marca la Ley:

a) La realización de investigaciones que tengas como finalidad informar a la ciudadanía de la evolución, desarrollo, avances y cualquier tema de interés relacionado con el liderazgo político de la mujer.

b) La elaboración, publicación y distribución de libros, revistas, folletos o cualquier forma de difusión de temas de interés relacionados con la paridad de género.

c) La organización de mesas de trabajo, conferencias, talleres, eventos y proyecciones que permitan difundir temas relacionados con el desarrollo de la mujer en su incorporación a la vida política, y

d) La realización de propaganda y publicidad relacionada con la ejecución y desarrollo de las acciones en la materia de género.

Actualmente, hemos avanzado mucho en el empoderamiento político de la mujer y en su presencia efectiva en los cargos de elección popular. De acuerdo a un estudio realizado a principios de año por el Instituto Nacional Electora (INE), México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en presencia de mujeres en la Cámara Baja,

Hace unas cuantas décadas nunca hubiéramos imaginado que tuviéramos como hoy una Cámara de Diputados federal paritaria, con 250 diputadas y mismo número de diputados de género masculino. Incluso en la vía de acceso, también los números son muy cercanos a la paridad, pues de los 300 diputados electos por el sistema de mayoría relativa, 148 son mujeres; y en lo que respecta a los 200 diputados de representación proporcional, una mayoría de 102 son mujeres y 98 son varones.

Asimismo, 14 congresos locales están integrados por mayoría de mujeres, y en los 18 restantes tenemos paridad. En Sinaloa inéditamente nuestro parlamento local tiene 23 diputadas de un total de 40, y en el caso de Partido Sinaloense sólo uno de los integrantes de nuestro grupo parlamentario es hombre. Mención especial en el empoderamiento de la mujer, es su presencia creciente a la cabeza de las gubernaturas. Próximamente tendremos 8 gobernadoras en funciones, que sumadas a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, estamos hablando de nueve titulares del poder ejecutivo a nivel local. Un avance además, que no se detendrá e ineroxablemente vendrá la paridad en los próximos años.

En el PAS orgullosamente somos pioneros en la aplicación del principio de paridad en la postulación de candidatos, cuando en el 2013 (antes de la obligación constitucional legislada en 2014) presentamos candidatas a diputadas en la mitad de los 24 distritos locales electorales, e incluso nos presentamos con mujeres en la competencia por la presidencia en los cuatro municipios más poblados del estado: Ahome, Guasave, Culiacán y Mazatlán.

Nuestro discurso siempre ha sido congruente con nuestros actos. Seguiremos empoderando a la mujer por convicción y por principios, pues estamos convencidos que con más presencia de la mujer en la política, ganará la política. Y lo haremos ampliando siempre su participación real en la toma de decisiones y apostando a la capacitación política permanente que las hará mejores gobernantes, legisladoras y líderes.


Excelente inicio de semana.