/ jueves 12 de diciembre de 2019

Dosis de Litio para México


"Han sentado las bases de una sociedad inalámbrica, libre de combustibles fósiles, y son de gran beneficio para la humanidad"; "Las baterías de iones de litio se utilizan en todo el mundo para alimentar a los dispositivos electrónicos portátiles que utilizamos para comunicarnos, trabajar, estudiar, escuchar música y buscar conocimiento" (Academia del comité Nobel de Química).

En octubre del presente año; John B. Goodenough, M. Stanley Whittingham y Akira Yoshino recibieron el Premio Nobel de Química 2019 por el desarrollo de baterías de iones de litio.

"un gran ejemplo de cómo la química ha allanado el camino para todo, desde el teléfono móvil en su bolsillo hasta el eléctrico vehículos y almacenamiento de energía en el hogar del futuro" (Dame Carol Robinson, presidenta de la Royal Society of Chemistry del Reino Unido).

La mayoría de nosotros tenemos contacto con el litio todos los días. Vivimos en un mundo móvil con equipos, dispositivos electrónicos y vehículos eléctricos que requieren baterías. El litio también es recetado para tratar y prevenir episodios de manías, trastorno bipolar, depresión y otros estados de ánimo anormales.

\u0009

El litio es un elemento químico; y el nombre se tomó del griego "piedra" por haber sido descubierto en un mineral (mientras que el resto de los metales alcalinos fueron descubiertos en tejidos de plantas). Es un metal blando de color blanco plata, es el elemento sólido más ligero y no se encuentra libre en la naturaleza. Se extrae a partir de salmueras (cuyos depósitos se encuentran en Chile, Argentina, China y el Tíbet), pegmatitas (en el interior de la corteza terrestre), y depósitos en rocas sedimentarias (en depósitos de arcilla y en rocas evaporitas lacustres). Este elemento químico es ampliamente utilizado en múltiples actividades como en la producción de las baterías (para autos eléctricos, computadoras, tabletas electrónicas y celulares; sector que aumenta su demanda), agente secante (por su elevada higroscopicidad), en medicina (en el tratamiento de la manía, la depresión, la bipolaridad y otras psicopatologías), como lubricante (para aplicaciones a alta temperatura), para depurar el aire (se usa en las naves espaciales y submarinos extrayendo el dióxido de carbono), en la construcción aeronáutica (es componente de las aleaciones de aluminio, cadmio, cobre y manganeso empleadas), en la fabricación de cerámicas, lentes, caucho sintético y en aplicaciones nucleares.

Ubicado en el municipio de Bacadéhuachi; México cuenta con un mega yacimiento de litio entre los estados de Chihuahua y Sonora. El yacimiento está identificado como el principal proyecto en desarrollo de litio en el mundo. México no cuenta con ningún yacimiento de litio en explotación en la actualidad; pero existen yacimientos en los estados de Baja California, San Luis Potosí, Zacatecas y Sonora que se encuentran en etapa de exploración.

El mundo está cambiando al consumo de energías sostenibles, y tenemos la capacidad de almacenar energía de fuentes renovables como el viento y el sol. México puede ser uno de los mayores productores de litio, el cual no se ha explotado en el país; y será “el petróleo del futuro”. Empresas de China y Canadá, ya han mostrado su interés en yacimientos de litio. Seguramente el litio, es un tema importante en el recien firmado tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Aún no estamos preparados y debemos regular y desarrollar normas, técnicas, y metodologías de extracción entre otras cosas. La obtención de litio podrá impulsar a la industria metalúrgica y muchas otras áreas relacionadas con su uso. Tenemos una oportunidad de litio (por no decir de oro), para que la ciencia y tecnología sean parte importante del motor económico nacional. El furor y la emoción nos deben embargar, tenemos todo en este hermoso país. Tenemos oro, plata, riquezas naturales, petróleo, maíz, litio y otro tipo de combustibles. No hay que olvidar que al igual que el petróleo y otras fuentes de energía, el litio es un recurso finito. Tenemos la manía de derrochar nuestra riqueza y no se acaba.

Sin duda el litio es una fuente de energía, que debemos recetar en dosis controladas y precisas.

Ricardo Parra es doctor en ciencias, investigador y catedrático universitario

Correo: ricardoparraund@yahoo.com.mx


"Han sentado las bases de una sociedad inalámbrica, libre de combustibles fósiles, y son de gran beneficio para la humanidad"; "Las baterías de iones de litio se utilizan en todo el mundo para alimentar a los dispositivos electrónicos portátiles que utilizamos para comunicarnos, trabajar, estudiar, escuchar música y buscar conocimiento" (Academia del comité Nobel de Química).

En octubre del presente año; John B. Goodenough, M. Stanley Whittingham y Akira Yoshino recibieron el Premio Nobel de Química 2019 por el desarrollo de baterías de iones de litio.

"un gran ejemplo de cómo la química ha allanado el camino para todo, desde el teléfono móvil en su bolsillo hasta el eléctrico vehículos y almacenamiento de energía en el hogar del futuro" (Dame Carol Robinson, presidenta de la Royal Society of Chemistry del Reino Unido).

La mayoría de nosotros tenemos contacto con el litio todos los días. Vivimos en un mundo móvil con equipos, dispositivos electrónicos y vehículos eléctricos que requieren baterías. El litio también es recetado para tratar y prevenir episodios de manías, trastorno bipolar, depresión y otros estados de ánimo anormales.

\u0009

El litio es un elemento químico; y el nombre se tomó del griego "piedra" por haber sido descubierto en un mineral (mientras que el resto de los metales alcalinos fueron descubiertos en tejidos de plantas). Es un metal blando de color blanco plata, es el elemento sólido más ligero y no se encuentra libre en la naturaleza. Se extrae a partir de salmueras (cuyos depósitos se encuentran en Chile, Argentina, China y el Tíbet), pegmatitas (en el interior de la corteza terrestre), y depósitos en rocas sedimentarias (en depósitos de arcilla y en rocas evaporitas lacustres). Este elemento químico es ampliamente utilizado en múltiples actividades como en la producción de las baterías (para autos eléctricos, computadoras, tabletas electrónicas y celulares; sector que aumenta su demanda), agente secante (por su elevada higroscopicidad), en medicina (en el tratamiento de la manía, la depresión, la bipolaridad y otras psicopatologías), como lubricante (para aplicaciones a alta temperatura), para depurar el aire (se usa en las naves espaciales y submarinos extrayendo el dióxido de carbono), en la construcción aeronáutica (es componente de las aleaciones de aluminio, cadmio, cobre y manganeso empleadas), en la fabricación de cerámicas, lentes, caucho sintético y en aplicaciones nucleares.

Ubicado en el municipio de Bacadéhuachi; México cuenta con un mega yacimiento de litio entre los estados de Chihuahua y Sonora. El yacimiento está identificado como el principal proyecto en desarrollo de litio en el mundo. México no cuenta con ningún yacimiento de litio en explotación en la actualidad; pero existen yacimientos en los estados de Baja California, San Luis Potosí, Zacatecas y Sonora que se encuentran en etapa de exploración.

El mundo está cambiando al consumo de energías sostenibles, y tenemos la capacidad de almacenar energía de fuentes renovables como el viento y el sol. México puede ser uno de los mayores productores de litio, el cual no se ha explotado en el país; y será “el petróleo del futuro”. Empresas de China y Canadá, ya han mostrado su interés en yacimientos de litio. Seguramente el litio, es un tema importante en el recien firmado tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Aún no estamos preparados y debemos regular y desarrollar normas, técnicas, y metodologías de extracción entre otras cosas. La obtención de litio podrá impulsar a la industria metalúrgica y muchas otras áreas relacionadas con su uso. Tenemos una oportunidad de litio (por no decir de oro), para que la ciencia y tecnología sean parte importante del motor económico nacional. El furor y la emoción nos deben embargar, tenemos todo en este hermoso país. Tenemos oro, plata, riquezas naturales, petróleo, maíz, litio y otro tipo de combustibles. No hay que olvidar que al igual que el petróleo y otras fuentes de energía, el litio es un recurso finito. Tenemos la manía de derrochar nuestra riqueza y no se acaba.

Sin duda el litio es una fuente de energía, que debemos recetar en dosis controladas y precisas.

Ricardo Parra es doctor en ciencias, investigador y catedrático universitario

Correo: ricardoparraund@yahoo.com.mx

jueves 20 de febrero de 2020

Calidad del Aire y NOM-172-SEMARNAT-2019

jueves 06 de febrero de 2020

 Génesis (Hecho en China) Capítulo II

jueves 30 de enero de 2020

Capítulo I El inicio

jueves 16 de enero de 2020

Ciencia-Ejercicio-Maratón

jueves 02 de enero de 2020

Ciencia y tecnología para 2020-2030

viernes 27 de diciembre de 2019

Avances científicos del 2019

jueves 19 de diciembre de 2019

Cuidemos nuestro planeta en Navidad

Cargar Más