/ jueves 21 de noviembre de 2019

DESDE LA CIENCIA

La rabia se puede entender como un enojo muy grande que se manifiesta con palabras, gritos, ademanes bruscos, agresivos, violentos y tal vez hasta llanto.

Por otro lado sabemos que la rabia, es una enfermedad viral que puede ser mortal y se puede prevenir. Afecta especialmente a los perros, se transmite a otros animales y al hombre a través de la saliva. En muchos países está presente en animales silvestres como murciélagos, mapaches, zorros y zorrillos. Se puede propagar a las personas y a las mascotas si son mordidas o rasguñadas por un animal con rabia. La mayoría de las muertes de humanos a causa de la rabia son consecuencia de la mordedura de un perro. Acariciar a un animal rabioso, tener contacto con su sangre, orina o heces; no se asocian a un riesgo de infección. El virus de la rabia deja de ser infeccioso al secarse y ser expuesto a la luz del sol. Una vez adquirido el virus, pasa por el cuerpo, llega al cerebro y pueden pasar meses hasta la aparición de algún signo de la enfermedad. Se caracteriza por síntomas que pueden durar varios días y son similares a los de la influenza o gripe. Algunas manifestaciones de la enfermedad son debilidad, malestar general, fiebre o dolor de cabeza. Puede provocar la sensación de punzadas en el sitio de la mordedura y evolucionar hasta una disfunción cerebral, ansiedad, confusión y agitación. A medida que avanza la enfermedad, la persona puede presentar delirios, comportamiento anormal, alucinaciones, hidrofobia (temor al agua) e insomnio. El periodo agudo de la enfermedad termina normalmente después de 2 a 10 días.

En un hecho histórico; el pasado 11 de noviembre, la Secretará de Salud anunció que la Organización Mundial de la Salud certificó a México como país libre de rabia humana transmitida por perro. La distinción se obtuvo debido a que no se han registrado casos de la enfermedad en la población humana durante los últimos 14 años (Hace más de 30 años se registraban entre 60 y 70 muertes en humanos por esta causa y más de tres mil casos en canes anualmente). El proceso inició en septiembre de 2018 y México es el primer país del mundo en recibir la certificación de acuerdo con las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS;OMS).

Todo esto se logró gracias a la administración de vacunas antirrábicas a perros y gatos. La campaña se realiza de manera masiva y gratuita dos veces al año, durante las Semanas Nacionales de Vacunación Antirrábica Canina y Felina. El Programa Nacional de Control de la Rabia también incluye la vacunación antirrábica oportuna de las personas agredidas por perro, gato o animales silvestres.

México dio al mundo el ejemplo de que la aplicación de un modelo para la prevención y control de enfermedades, resulta efectivo para eliminar problemas de salud. La fauna silvestre sigue siendo una fuente de transmisión de rabia; principalmente en las zonas rurales. Se debe continuar con las acciones de vacunación antirrábica en animales domésticos para mantener a la población protegida. Es una labor y esfuerzo de todos (dueños de mascotas, médicos, veterinarios, autoridades, instituciones entre muchos otros), y es una muestra de que en México podemos realizar las cosas cuando queremos. Mucho trabajo, miles de dosis de vacunas, personal y tiempo fueron necesarios para obtener los resultados, no fue fácil pero se logró la eliminación de la rabia. Debemos mantener la certificación y ponernos otras metas, el trabajo de la sociedad divide el trabajo y facilita alcanzar los objetivos. Cambiar las cosas no depende de una persona sino de la voluntad de todos. Esta victoria nos debe causar furor por estar libres de rabia, pero no debemos confiarnos. Si queremos a nuestras mascotas debemos vacunarlas

Ahora es tarea de cada uno de nosotros eliminar el enojo del corazón; por que se dice que "casi siempre, la rabia es una señal de debilidad más que de fortaleza"

Por ahora, vacunado el perro... se acabó la rabia.

Correo: ricardoparraund@yahoo.com.mx

Ricardo Parra es doctor en Ciencias y catedrático universitario

La rabia se puede entender como un enojo muy grande que se manifiesta con palabras, gritos, ademanes bruscos, agresivos, violentos y tal vez hasta llanto.

Por otro lado sabemos que la rabia, es una enfermedad viral que puede ser mortal y se puede prevenir. Afecta especialmente a los perros, se transmite a otros animales y al hombre a través de la saliva. En muchos países está presente en animales silvestres como murciélagos, mapaches, zorros y zorrillos. Se puede propagar a las personas y a las mascotas si son mordidas o rasguñadas por un animal con rabia. La mayoría de las muertes de humanos a causa de la rabia son consecuencia de la mordedura de un perro. Acariciar a un animal rabioso, tener contacto con su sangre, orina o heces; no se asocian a un riesgo de infección. El virus de la rabia deja de ser infeccioso al secarse y ser expuesto a la luz del sol. Una vez adquirido el virus, pasa por el cuerpo, llega al cerebro y pueden pasar meses hasta la aparición de algún signo de la enfermedad. Se caracteriza por síntomas que pueden durar varios días y son similares a los de la influenza o gripe. Algunas manifestaciones de la enfermedad son debilidad, malestar general, fiebre o dolor de cabeza. Puede provocar la sensación de punzadas en el sitio de la mordedura y evolucionar hasta una disfunción cerebral, ansiedad, confusión y agitación. A medida que avanza la enfermedad, la persona puede presentar delirios, comportamiento anormal, alucinaciones, hidrofobia (temor al agua) e insomnio. El periodo agudo de la enfermedad termina normalmente después de 2 a 10 días.

En un hecho histórico; el pasado 11 de noviembre, la Secretará de Salud anunció que la Organización Mundial de la Salud certificó a México como país libre de rabia humana transmitida por perro. La distinción se obtuvo debido a que no se han registrado casos de la enfermedad en la población humana durante los últimos 14 años (Hace más de 30 años se registraban entre 60 y 70 muertes en humanos por esta causa y más de tres mil casos en canes anualmente). El proceso inició en septiembre de 2018 y México es el primer país del mundo en recibir la certificación de acuerdo con las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS;OMS).

Todo esto se logró gracias a la administración de vacunas antirrábicas a perros y gatos. La campaña se realiza de manera masiva y gratuita dos veces al año, durante las Semanas Nacionales de Vacunación Antirrábica Canina y Felina. El Programa Nacional de Control de la Rabia también incluye la vacunación antirrábica oportuna de las personas agredidas por perro, gato o animales silvestres.

México dio al mundo el ejemplo de que la aplicación de un modelo para la prevención y control de enfermedades, resulta efectivo para eliminar problemas de salud. La fauna silvestre sigue siendo una fuente de transmisión de rabia; principalmente en las zonas rurales. Se debe continuar con las acciones de vacunación antirrábica en animales domésticos para mantener a la población protegida. Es una labor y esfuerzo de todos (dueños de mascotas, médicos, veterinarios, autoridades, instituciones entre muchos otros), y es una muestra de que en México podemos realizar las cosas cuando queremos. Mucho trabajo, miles de dosis de vacunas, personal y tiempo fueron necesarios para obtener los resultados, no fue fácil pero se logró la eliminación de la rabia. Debemos mantener la certificación y ponernos otras metas, el trabajo de la sociedad divide el trabajo y facilita alcanzar los objetivos. Cambiar las cosas no depende de una persona sino de la voluntad de todos. Esta victoria nos debe causar furor por estar libres de rabia, pero no debemos confiarnos. Si queremos a nuestras mascotas debemos vacunarlas

Ahora es tarea de cada uno de nosotros eliminar el enojo del corazón; por que se dice que "casi siempre, la rabia es una señal de debilidad más que de fortaleza"

Por ahora, vacunado el perro... se acabó la rabia.

Correo: ricardoparraund@yahoo.com.mx

Ricardo Parra es doctor en Ciencias y catedrático universitario

jueves 16 de enero de 2020

Ciencia-Ejercicio-Maratón

jueves 02 de enero de 2020

Ciencia y tecnología para 2020-2030

viernes 27 de diciembre de 2019

Avances científicos del 2019

jueves 19 de diciembre de 2019

Cuidemos nuestro planeta en Navidad

jueves 12 de diciembre de 2019

Dosis de Litio para México

jueves 05 de diciembre de 2019

Día Mundial de la Lucha contra el Sida

jueves 21 de noviembre de 2019

DESDE LA CIENCIA

Cargar Más