/ jueves 14 de noviembre de 2019

Contadores, ante Ley de Delincuencia Organizada

Al seno de la Asociación Regional de Contadores Públicos, Capitulo Culiacán, su presidente Adalberto Sánchez Cruz y, las piezas de la plana mayor de su estructura, escudriñan la urgencia de adaptarse a los nuevos tiempos que impondrá inevitablemente la nueva Ley Federal contra la Delincuencia Organizada. Esa que enfocará sus baterías hacia los delitos de narcoterrorismo y a deteriorar la fortaleza financiera de las agrupaciones.

El líder de la ARCP concibió, que llegó el momento de actualizarse y extendió su convocatoria a los agremiados, porque esa legislación, aparte de lo contable penetrará las entrañas de lo legal, lo penal y lo financiero de la temática.

Y arriesgó a dar ánimos: “si no le entramos nosotros, otros lo harán”. E insinuó que al no capacitarse, muchos de los profesionistas del ramo se retirarán de su principal actividad, como lo hicieron otros.

En ese encuentro donde la figura del ponente fue la del contador y abogado Renato Apolonio Vega Labrada, cuya explicación despertó la necesidad de preguntar si habrá o no un ambiente, por el que deberán preocuparse o tener temor, ante la aplicación del nuevo marco normativo, que incluso, actuará contra quienes inconscientemente por acción u omisión, sean parte de la comisión de un delito, la recomendación fue, de actuar apegándose a la legalidad.

Reunidos en torno al tema fundamental en una de sus reuniones semanales este viernes ocho de noviembre, el conferenciante asegura que se trata de una ley acorde a los conflictos que se registran. Argumenta que la elaboración de éstas, es solamente una respuesta a la existencia de ilícitos que desencadenan un nuevo diseño de investigación, persecución, sanción, procesamiento y ejecución de las consecuencias jurídicas por delinquir.

Plantea que no hay de otra. Por el contrario hay que caminar derecho y prepararse para enfrentar retos distintos.

En tanto, Daniel Viesca Monsiváis enmarcó que la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, presenta enredos gramaticales o de redacción en los primeros cuatro artículos. E incluso, hay contradicciones.

E igualmente en relación con lo que establece el Código Federal Penal, que también alude a este tipo de delitos. Hay ciertas confusiones, dejó entrever.

Luego echo mano de observaciones de juristas sobresalientes, que recién sostuvieron un debate público sobre esa legislación y que criticaron en el mismo sentido esa ausencia de claridad.

Sin desdeñar su contenido en general, hizo ver que la corrupción persiste desde épocas anteriores. “Desde que yo me acuerdo”, prosiguió ante las diversas opiniones que dudaron de que si en realidad, se deje caer todo el peso de la ley sobre los verdaderos responsables o sobre los adversarios políticos, como se estiló muchos años. Y en lo que los contadores, deben tomar sus prevenciones.

Lo del Congreso, primer choque Benitez-Rocha.

El ruido del golpe que se escuchó en el Congreso del Estado en el corazón de la bancada dominante, no fue más que la consecuencia del primer choque que se dio entre los dos bloques que entraron de lleno a la disputa por controlar los espacios de poder en la carrera por la gubernatura.

Guillermo Benitez, el verdadero amigo del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, movió precisamente a los diputados del sur contra la Coordinadora del grupo morenista, Graciela Domínguez Nava, brazo del ex rector de la UAS en la Cámara, Rubén Rocha Moya. Y a otras dos legisladoras del norte del estado, las maniobró Jaime Montés Salas, el “Superdelegado” que no trabaja, pero grilla mucho y que es parte del equipo del mazatleco.

Nada es casualidad. Desean los puestos de control político y financiero.

Al seno de la Asociación Regional de Contadores Públicos, Capitulo Culiacán, su presidente Adalberto Sánchez Cruz y, las piezas de la plana mayor de su estructura, escudriñan la urgencia de adaptarse a los nuevos tiempos que impondrá inevitablemente la nueva Ley Federal contra la Delincuencia Organizada. Esa que enfocará sus baterías hacia los delitos de narcoterrorismo y a deteriorar la fortaleza financiera de las agrupaciones.

El líder de la ARCP concibió, que llegó el momento de actualizarse y extendió su convocatoria a los agremiados, porque esa legislación, aparte de lo contable penetrará las entrañas de lo legal, lo penal y lo financiero de la temática.

Y arriesgó a dar ánimos: “si no le entramos nosotros, otros lo harán”. E insinuó que al no capacitarse, muchos de los profesionistas del ramo se retirarán de su principal actividad, como lo hicieron otros.

En ese encuentro donde la figura del ponente fue la del contador y abogado Renato Apolonio Vega Labrada, cuya explicación despertó la necesidad de preguntar si habrá o no un ambiente, por el que deberán preocuparse o tener temor, ante la aplicación del nuevo marco normativo, que incluso, actuará contra quienes inconscientemente por acción u omisión, sean parte de la comisión de un delito, la recomendación fue, de actuar apegándose a la legalidad.

Reunidos en torno al tema fundamental en una de sus reuniones semanales este viernes ocho de noviembre, el conferenciante asegura que se trata de una ley acorde a los conflictos que se registran. Argumenta que la elaboración de éstas, es solamente una respuesta a la existencia de ilícitos que desencadenan un nuevo diseño de investigación, persecución, sanción, procesamiento y ejecución de las consecuencias jurídicas por delinquir.

Plantea que no hay de otra. Por el contrario hay que caminar derecho y prepararse para enfrentar retos distintos.

En tanto, Daniel Viesca Monsiváis enmarcó que la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, presenta enredos gramaticales o de redacción en los primeros cuatro artículos. E incluso, hay contradicciones.

E igualmente en relación con lo que establece el Código Federal Penal, que también alude a este tipo de delitos. Hay ciertas confusiones, dejó entrever.

Luego echo mano de observaciones de juristas sobresalientes, que recién sostuvieron un debate público sobre esa legislación y que criticaron en el mismo sentido esa ausencia de claridad.

Sin desdeñar su contenido en general, hizo ver que la corrupción persiste desde épocas anteriores. “Desde que yo me acuerdo”, prosiguió ante las diversas opiniones que dudaron de que si en realidad, se deje caer todo el peso de la ley sobre los verdaderos responsables o sobre los adversarios políticos, como se estiló muchos años. Y en lo que los contadores, deben tomar sus prevenciones.

Lo del Congreso, primer choque Benitez-Rocha.

El ruido del golpe que se escuchó en el Congreso del Estado en el corazón de la bancada dominante, no fue más que la consecuencia del primer choque que se dio entre los dos bloques que entraron de lleno a la disputa por controlar los espacios de poder en la carrera por la gubernatura.

Guillermo Benitez, el verdadero amigo del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, movió precisamente a los diputados del sur contra la Coordinadora del grupo morenista, Graciela Domínguez Nava, brazo del ex rector de la UAS en la Cámara, Rubén Rocha Moya. Y a otras dos legisladoras del norte del estado, las maniobró Jaime Montés Salas, el “Superdelegado” que no trabaja, pero grilla mucho y que es parte del equipo del mazatleco.

Nada es casualidad. Desean los puestos de control político y financiero.

jueves 12 de diciembre de 2019

El peor alcalde y diputado en Sinaloa

lunes 09 de diciembre de 2019

El primer pulso entre aspirantes al STASE

jueves 05 de diciembre de 2019

El ajuar de la farsa de Castañeda Camarillo

lunes 02 de diciembre de 2019

Histórico triunfo del Suntuas en la CONTU

miércoles 27 de noviembre de 2019

Los focos rojos que prendió Esteban Moctezuma

lunes 25 de noviembre de 2019

Tiempos Políticos

martes 19 de noviembre de 2019

Tiempos Políticos

viernes 15 de noviembre de 2019

Acuerdos de Morena que podrían desmoronarse

martes 12 de noviembre de 2019

El ruido del primer choque Benitez-Rocha

Cargar Más