/ lunes 28 de septiembre de 2020

Cae por ilegal la elección para dirigir la 27

A Edén Inzunza Bernal junto con la facción servil que lo rodea, un Juez Federal le descompuso el teatro que montó para sacar vía fraude a su sucesor en la Secretaría General del Sindicato Nacional de Trabajadores al Servicio de la Educación al quitar facultades para convocar a elecciones como lo hicieron de manera unilateral e ilegal el 10 de marzo pasado.

La suspensión definitiva que emitió el Juzgado Decimonoveno de Distrito en Materia Administrativa, Civil y del Trabajo en el estado de Jalisco el 23 de los corrientes, inhabilitó la posibilidad de que las actuales directivas abran u organicen los procesos para elegir a los nuevos secretarios generales.

A pesar de que ya cumplieron con su periodo legal, la resolución judicial echó por tierra el proselitismo que por debajo del agua y con dinero de las arcas sindicales el actual dirigente de la Sección 27 desvió para apoyar a su amigo Genaro Tordecillas.

¿Cuál es el otro efecto de la decisión del juzgador?

Que también le desparpajó su deseo enfermizo de dejar heredero para que le proteja las espaldas y que le encubra las tropelías financieras que dejó a su paso en perjuicio de decenas de miles de profesores federalizados.

Y fundamentalmente, que el tribunal respectivo, le “jaló las orejas” tanto a Edén Bernal Inzunza como a su jefe mexicano Fernando Cepeda, que como dueños plenipotenciarios del SNTE, quisieron hacer las cosas a su modo y antojo.

Los comicios los prepararon para que al viejo estilo de los levanta dedos, la renovación se diera por delegados que “apalabraron” con tiempo a través de ofrecimientos y promesas.

En contra de los acuerdos existentes de que un suceso de esta naturaleza deberá ser en las organizaciones sindicales mediante el voto libre, secreto, universal y directo.

Antes del día en que el Juez Federal dictaminara la suspensión definitiva de ese acto, subordinados y amistades, entre las que destacan varios de los que trabajan como maleteros de Edén Inzunza Bernal, prosiguieron con la tarea de más de cinco meses, de engañar al solicitar firmas y elaborar credenciales de identificación de mentores como padrón en el que basarían el triunfo del abanderado oficial.

E incluso lanzaron una cruzada de intimidación hacia los socios sindicales que simpatizaron con los pretensos contrarios. Y durante toda la etapa de confinamiento por causa del Covid-19, desplegaron campañas abiertas y onerosas para asegurar el supuesto triunfo del participante oficialista.

Pero con la determinación judicial, momentáneamente quedan sin efectos los registros de los contendientes y las labores proselitistas.

En los altos círculos de la ciudad de México, se auguró que las medidas indican las justas comiciales se apegaran a las nuevas disposiciones internas y que se enfocan a terminar con la época de las viejas y sucias prácticas de Fernando Cepeda que es manipulado por Juan Díaz de la Torre y de los grupúsculos estatales que al interior de este gremio, operaron durante décadas.

Imelda, Merary y Angélica al arrancadero.

La senadora morenista Imelda Castro ratificó que va por la candidatura al Poder Ejecutivo estatal y para no dejar en duda ese aspiración, expuso que pedirá licencia en la primera quincena de diciembre.

La dama lleva ventaja legal y política sobre el resto de los prospectos.

Es necesario señalar que entre los culiacanenses al igual que los sinaloenses lo hacen en su ámbito territorial, plantean que ya es hora de que una mujer dirija las riendas del municipio.

Y los nombres que se empezaron a colar entre los pobladores que quieren que haya una fémina en el Ayuntamiento, resultaron ser los de dos legisladoras: Merary Villegas, de Movimiento de Regeneración Nacional y Angélica Díaz de Cuen, del Partido Sinaloense.

Una es federal y la otra local. No obstante ambas, podrían oxigenar el clima contaminante del mal gobierno que hace Jesús Estrada Ferreiro y al quien todos quieren tocar la despedida.

A Edén Inzunza Bernal junto con la facción servil que lo rodea, un Juez Federal le descompuso el teatro que montó para sacar vía fraude a su sucesor en la Secretaría General del Sindicato Nacional de Trabajadores al Servicio de la Educación al quitar facultades para convocar a elecciones como lo hicieron de manera unilateral e ilegal el 10 de marzo pasado.

La suspensión definitiva que emitió el Juzgado Decimonoveno de Distrito en Materia Administrativa, Civil y del Trabajo en el estado de Jalisco el 23 de los corrientes, inhabilitó la posibilidad de que las actuales directivas abran u organicen los procesos para elegir a los nuevos secretarios generales.

A pesar de que ya cumplieron con su periodo legal, la resolución judicial echó por tierra el proselitismo que por debajo del agua y con dinero de las arcas sindicales el actual dirigente de la Sección 27 desvió para apoyar a su amigo Genaro Tordecillas.

¿Cuál es el otro efecto de la decisión del juzgador?

Que también le desparpajó su deseo enfermizo de dejar heredero para que le proteja las espaldas y que le encubra las tropelías financieras que dejó a su paso en perjuicio de decenas de miles de profesores federalizados.

Y fundamentalmente, que el tribunal respectivo, le “jaló las orejas” tanto a Edén Bernal Inzunza como a su jefe mexicano Fernando Cepeda, que como dueños plenipotenciarios del SNTE, quisieron hacer las cosas a su modo y antojo.

Los comicios los prepararon para que al viejo estilo de los levanta dedos, la renovación se diera por delegados que “apalabraron” con tiempo a través de ofrecimientos y promesas.

En contra de los acuerdos existentes de que un suceso de esta naturaleza deberá ser en las organizaciones sindicales mediante el voto libre, secreto, universal y directo.

Antes del día en que el Juez Federal dictaminara la suspensión definitiva de ese acto, subordinados y amistades, entre las que destacan varios de los que trabajan como maleteros de Edén Inzunza Bernal, prosiguieron con la tarea de más de cinco meses, de engañar al solicitar firmas y elaborar credenciales de identificación de mentores como padrón en el que basarían el triunfo del abanderado oficial.

E incluso lanzaron una cruzada de intimidación hacia los socios sindicales que simpatizaron con los pretensos contrarios. Y durante toda la etapa de confinamiento por causa del Covid-19, desplegaron campañas abiertas y onerosas para asegurar el supuesto triunfo del participante oficialista.

Pero con la determinación judicial, momentáneamente quedan sin efectos los registros de los contendientes y las labores proselitistas.

En los altos círculos de la ciudad de México, se auguró que las medidas indican las justas comiciales se apegaran a las nuevas disposiciones internas y que se enfocan a terminar con la época de las viejas y sucias prácticas de Fernando Cepeda que es manipulado por Juan Díaz de la Torre y de los grupúsculos estatales que al interior de este gremio, operaron durante décadas.

Imelda, Merary y Angélica al arrancadero.

La senadora morenista Imelda Castro ratificó que va por la candidatura al Poder Ejecutivo estatal y para no dejar en duda ese aspiración, expuso que pedirá licencia en la primera quincena de diciembre.

La dama lleva ventaja legal y política sobre el resto de los prospectos.

Es necesario señalar que entre los culiacanenses al igual que los sinaloenses lo hacen en su ámbito territorial, plantean que ya es hora de que una mujer dirija las riendas del municipio.

Y los nombres que se empezaron a colar entre los pobladores que quieren que haya una fémina en el Ayuntamiento, resultaron ser los de dos legisladoras: Merary Villegas, de Movimiento de Regeneración Nacional y Angélica Díaz de Cuen, del Partido Sinaloense.

Una es federal y la otra local. No obstante ambas, podrían oxigenar el clima contaminante del mal gobierno que hace Jesús Estrada Ferreiro y al quien todos quieren tocar la despedida.