/ jueves 21 de mayo de 2020

Atención al regreso


Es necesario retomar nuestras actividades, ahora nos da miedo saber que puede pasar más allá de la calle y de la puerta de nuestra casa, es tiempo de enfrentar el miedo a enfermarnos. Si mantenemos los cuidados y recomendaciones que hemos llevado a cabo podemos reducir el riesgo de adquirir el virus. Es complicado entender un regreso a actividades cuando aún hay muchos casos en el mundo y estamos cerca de alcanzar los límites de capacidad en los hospitales. Las tendencias de los datos estadísticos hacen suponer que aún no alcanzamos el punto máximo de infección. Se han hecho arreglos a las estimaciones por que se han rebasado estimaciones anteriores. Son sólo gráficas que dependen del comportamiento y disciplina de las poblaciones.

El en el Reino Unido se ha determinado que las personas pueden salir a realizar actividades no esenciales y algunas de tipo físico: El gobierno recomienda que no se ejerciten más de cinco personas de un hogar o dos personas de dos hogares diferentes con distancia de al menos dos metros y lavarse las manos al regreso. En China y otros países se mantiene la incertidumbre por los rebrotes y regreso a cuarentenas. En Madrid, después del regreso de un largo confinamiento aumentó el número de contagios en un día.

Investigadores del Instituto Pasteur de Francia determinaron que el bloque que realizaron para contener el COVID-19 redujo un 77% la propagación del virus estiman que el 4.4% de la población se infectó casi dos meses después. Calculan que, para controla la epidemia, dos tercios de la población deben ser inmunes y de lo contrario habrá rebrotes al final de la cuarentena.

Una persona contagiada puede infectar a miles, aun hay personas que portan el virus circulando entre nosotros. Es criterio nuestro como conducirnos y cuidarnos para no enfermarnos. Existen muchos puntos y lugares que favorecen el riesgo a contagiarse algunos son céntricos y es necesario transitar cerca de ellos. Estos puntos pueden ser centro de transbordo de transporte público o espacios públicos, se deben evitar en la medida de lo posible o mantener las medidas de seguridad que nos han explicado.

Se supone que las actividades en México sólo empezarían en los municipios de la esperanza, sin embargo empezaron a aparecer casos en ellos , a pesar de que aún no han vuelto a las rutinas normales. Algunos estados pretender retomar actividades a partir del 15 de junio y los municipios de la esperanza aún no regresan a normalidad. En las capitales se pretende que tiendas y restaurantes atiendan con una tercera parte de su capacidad. ¿Pasará lo que hemos visto en los bancos? No permiten el acceso pero la gente se junta afuera para esperar. La conciencia es otro aspecto a considerar, no podemos repetir las acciones que se dieron en Culiacán el 30 de abril. Actitudes como esa favorecen los contagios.

Diversas actividades se reactivarán de manera gradual, para ello es necesario que salgan a la calle las personas que las realizan, así que debemos evitar contacto que pueda favorecer los contagios. Aunque las autoridades y nuestras ocupaciones requieran que continuemos con las actividades, queda en nosotros el criterio para evitar contagios. Nuestra seguridad es más importante que cualquier cosa, por ello debemos implementar medidas para protegernos, proteger a los demás y a las personas que queremos. Debemos continuar con el lavado constante de manos, el uso de productos de limpieza y geles con alcohol, uso de cubrebocas, uso de careta, en ocasiones uso de guantes y distancia física, evitar aglomeraciones (en reuniones, lugares públicos entre otros).

Es importante notar que aunque parezca que las declaraciones de las autoridades de salud indican que podemos regresar a actividades; sólo aplica para algunos municipios. Aun no podemos regresar a actividades no esenciales esto requerirá de otras medidas que se deben organizar. Las autoridades de salud del mundo y de todos los países aún están estructurando que medidas y reglamentos se deben adoptar. La organización mundial de la Salud se limita a dar informes sin implementar protocolos internacionales respecto al manejo de las poblaciones en torno a las actividades en común. Los países determinan lo que les parece más conveniente de acuerdo a sus necesidades, usos o costumbres.

En México se están organizando los protocolos que, hasta el momento, son indicados por un semáforo de riesgo que será complejo de operar en la práctica. Personas de municipios de alto riesgo podrían ingresar a laborar a municipios de esperanza, personas que no han tenido riesgo de exposición tendrán que laborar en actividades no esenciales que podrán requerir de algunas no esenciales y que no operan al 100%. Crecerá el flujo de actividades que generan demanda de transporte, alimentación y actividades económicas. Seguimos dependiendo de pagos en efectivo y transacciones que se realizan de manera personal. Es necesario el desarrollo, fomento e implementación de pagos electrónicos por métodos o automatizados como pago por códigos QR o vía celular. En algunos centros de trabajo es imposible mantener distanciamiento físico y es necesario compartir diversos espacios. Por ejemplo ¿Qué pasaría en un call center? En los que a veces los teléfonos o cabinas están muy cercanos o ¿en pequeñas oficinas que se comparten por más de dos personas?

El regreso a las actividades no esenciales tiene otros requerimientos que se deben analizar. Es necesario que realicemos actividades físicas para evitar problemas de salud; así que no podemos salir a correr un maratón. Asistir a hacer ejercicio a un gimnasio serían complicadas. En estos lugares se comparten equipos, aparatos y lugares de ducha; son espacios cerrados con poco intercambio de aire. El uso de una caminadora propicia a que el usuario inhale y exhale produciendo las micro gotas que pueden contener COVID-19.

Se recomienda que las personas de grupos de riesgo se queden en casa tanto como les sea posible y en caso de salir, evitar el contacto con personas ajenas a su hogar. A las personas con menores de edad se les recomiendan hacer actividades físicas y salir con los miembros de su hogar, todo ello manteniéndose cerca de los niños para conservar el distanciamiento físico. Tendremos que considerar realizar actividades en horarios que generan aglomeraciones en tiendas de autoservicio, plazas o almacenes. El número de infecciones puede aumentar o disminuir¿Qué asará con el semáforo? ¿Cambiarán las condiciones para ese municipio? ¿Se detendrás las actividades? ¿Cómo se dará la convivencia entre municipios?

Las instituciones educativas concentran a una porción muy alta de la población que incluye a niños. La ciudad de México y el Estado de México proponen inicio de actividades para escuelas de educación básica, universidades, gimnasios y lugares recreativos para después de agosto. En la parte operativa puede ser complicado ¿Qué harán padres que regresan a laborar y no pueden llevar a sus hijos a la guardería? Son algunas de las situaciones a las que debemos adaptarnos y tenemos que resolver.

La atención del mundo está en las actividades de China que pueden usarse como modelo. La actividad vuelve lentamente con medidas de precaución, distanciamiento físico, uso de cubrebocas, monitoreo de temperatura, restricciones en viajes. Sinaloa se encuentra en los primeros lugares en ocupación de la capacidad hospitalaria. Los casos de pacientes infectados se mantienen al alza y no muestran reducción. Esto aún no termina y es necesario continuar las actividades, la forma de hacerlo es con atención a los cuidados que eviten contagios.


Es necesario retomar nuestras actividades, ahora nos da miedo saber que puede pasar más allá de la calle y de la puerta de nuestra casa, es tiempo de enfrentar el miedo a enfermarnos. Si mantenemos los cuidados y recomendaciones que hemos llevado a cabo podemos reducir el riesgo de adquirir el virus. Es complicado entender un regreso a actividades cuando aún hay muchos casos en el mundo y estamos cerca de alcanzar los límites de capacidad en los hospitales. Las tendencias de los datos estadísticos hacen suponer que aún no alcanzamos el punto máximo de infección. Se han hecho arreglos a las estimaciones por que se han rebasado estimaciones anteriores. Son sólo gráficas que dependen del comportamiento y disciplina de las poblaciones.

El en el Reino Unido se ha determinado que las personas pueden salir a realizar actividades no esenciales y algunas de tipo físico: El gobierno recomienda que no se ejerciten más de cinco personas de un hogar o dos personas de dos hogares diferentes con distancia de al menos dos metros y lavarse las manos al regreso. En China y otros países se mantiene la incertidumbre por los rebrotes y regreso a cuarentenas. En Madrid, después del regreso de un largo confinamiento aumentó el número de contagios en un día.

Investigadores del Instituto Pasteur de Francia determinaron que el bloque que realizaron para contener el COVID-19 redujo un 77% la propagación del virus estiman que el 4.4% de la población se infectó casi dos meses después. Calculan que, para controla la epidemia, dos tercios de la población deben ser inmunes y de lo contrario habrá rebrotes al final de la cuarentena.

Una persona contagiada puede infectar a miles, aun hay personas que portan el virus circulando entre nosotros. Es criterio nuestro como conducirnos y cuidarnos para no enfermarnos. Existen muchos puntos y lugares que favorecen el riesgo a contagiarse algunos son céntricos y es necesario transitar cerca de ellos. Estos puntos pueden ser centro de transbordo de transporte público o espacios públicos, se deben evitar en la medida de lo posible o mantener las medidas de seguridad que nos han explicado.

Se supone que las actividades en México sólo empezarían en los municipios de la esperanza, sin embargo empezaron a aparecer casos en ellos , a pesar de que aún no han vuelto a las rutinas normales. Algunos estados pretender retomar actividades a partir del 15 de junio y los municipios de la esperanza aún no regresan a normalidad. En las capitales se pretende que tiendas y restaurantes atiendan con una tercera parte de su capacidad. ¿Pasará lo que hemos visto en los bancos? No permiten el acceso pero la gente se junta afuera para esperar. La conciencia es otro aspecto a considerar, no podemos repetir las acciones que se dieron en Culiacán el 30 de abril. Actitudes como esa favorecen los contagios.

Diversas actividades se reactivarán de manera gradual, para ello es necesario que salgan a la calle las personas que las realizan, así que debemos evitar contacto que pueda favorecer los contagios. Aunque las autoridades y nuestras ocupaciones requieran que continuemos con las actividades, queda en nosotros el criterio para evitar contagios. Nuestra seguridad es más importante que cualquier cosa, por ello debemos implementar medidas para protegernos, proteger a los demás y a las personas que queremos. Debemos continuar con el lavado constante de manos, el uso de productos de limpieza y geles con alcohol, uso de cubrebocas, uso de careta, en ocasiones uso de guantes y distancia física, evitar aglomeraciones (en reuniones, lugares públicos entre otros).

Es importante notar que aunque parezca que las declaraciones de las autoridades de salud indican que podemos regresar a actividades; sólo aplica para algunos municipios. Aun no podemos regresar a actividades no esenciales esto requerirá de otras medidas que se deben organizar. Las autoridades de salud del mundo y de todos los países aún están estructurando que medidas y reglamentos se deben adoptar. La organización mundial de la Salud se limita a dar informes sin implementar protocolos internacionales respecto al manejo de las poblaciones en torno a las actividades en común. Los países determinan lo que les parece más conveniente de acuerdo a sus necesidades, usos o costumbres.

En México se están organizando los protocolos que, hasta el momento, son indicados por un semáforo de riesgo que será complejo de operar en la práctica. Personas de municipios de alto riesgo podrían ingresar a laborar a municipios de esperanza, personas que no han tenido riesgo de exposición tendrán que laborar en actividades no esenciales que podrán requerir de algunas no esenciales y que no operan al 100%. Crecerá el flujo de actividades que generan demanda de transporte, alimentación y actividades económicas. Seguimos dependiendo de pagos en efectivo y transacciones que se realizan de manera personal. Es necesario el desarrollo, fomento e implementación de pagos electrónicos por métodos o automatizados como pago por códigos QR o vía celular. En algunos centros de trabajo es imposible mantener distanciamiento físico y es necesario compartir diversos espacios. Por ejemplo ¿Qué pasaría en un call center? En los que a veces los teléfonos o cabinas están muy cercanos o ¿en pequeñas oficinas que se comparten por más de dos personas?

El regreso a las actividades no esenciales tiene otros requerimientos que se deben analizar. Es necesario que realicemos actividades físicas para evitar problemas de salud; así que no podemos salir a correr un maratón. Asistir a hacer ejercicio a un gimnasio serían complicadas. En estos lugares se comparten equipos, aparatos y lugares de ducha; son espacios cerrados con poco intercambio de aire. El uso de una caminadora propicia a que el usuario inhale y exhale produciendo las micro gotas que pueden contener COVID-19.

Se recomienda que las personas de grupos de riesgo se queden en casa tanto como les sea posible y en caso de salir, evitar el contacto con personas ajenas a su hogar. A las personas con menores de edad se les recomiendan hacer actividades físicas y salir con los miembros de su hogar, todo ello manteniéndose cerca de los niños para conservar el distanciamiento físico. Tendremos que considerar realizar actividades en horarios que generan aglomeraciones en tiendas de autoservicio, plazas o almacenes. El número de infecciones puede aumentar o disminuir¿Qué asará con el semáforo? ¿Cambiarán las condiciones para ese municipio? ¿Se detendrás las actividades? ¿Cómo se dará la convivencia entre municipios?

Las instituciones educativas concentran a una porción muy alta de la población que incluye a niños. La ciudad de México y el Estado de México proponen inicio de actividades para escuelas de educación básica, universidades, gimnasios y lugares recreativos para después de agosto. En la parte operativa puede ser complicado ¿Qué harán padres que regresan a laborar y no pueden llevar a sus hijos a la guardería? Son algunas de las situaciones a las que debemos adaptarnos y tenemos que resolver.

La atención del mundo está en las actividades de China que pueden usarse como modelo. La actividad vuelve lentamente con medidas de precaución, distanciamiento físico, uso de cubrebocas, monitoreo de temperatura, restricciones en viajes. Sinaloa se encuentra en los primeros lugares en ocupación de la capacidad hospitalaria. Los casos de pacientes infectados se mantienen al alza y no muestran reducción. Esto aún no termina y es necesario continuar las actividades, la forma de hacerlo es con atención a los cuidados que eviten contagios.

jueves 28 de mayo de 2020

Atento aviso respecto a la Cloroquina

jueves 21 de mayo de 2020

Atención al regreso

jueves 07 de mayo de 2020

Fármacos Covid-19

jueves 23 de abril de 2020

Fase 3 de Emergencia Sanitaria

jueves 16 de abril de 2020

Vacunas COVID-19

jueves 09 de abril de 2020

La vida es bella en cuarentena

jueves 02 de abril de 2020

Emergencia sanitaria Capítulo VI

jueves 26 de marzo de 2020

Cuarentena Capítulo V

Cargar Más